Política

El 'diccionario de campaña' para entender el 12-J en Euskadi

logo
El 'diccionario de campaña' para entender el 12-J en Euskadi

Definición de votar aparecida en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. MIKEL SEGOVIA

Resumen:

Los políticos lo repiten en todas las convocatorias, ‘éstas no son unas elecciones más’. También que en esta ocasión es esencial acudir a votar. Es el ‘mantra’ electoral que se repite campaña tras campaña. En esta ocasión quizá ambas afirmaciones tengan mayor sentido, ni el contexto ni el procedimiento para votar y pedir el voto se habían encontrado nunca en una situación como la actual. Convocar unas elecciones en pleno proceso de desescalada, de salida de una pandemia y de inquietante goteo de rebrotes, las hace singulares y diferentes.

En Euskadi los cambios afectan a los actos de campaña, al formato de la propaganda, a los procedimientos de votación, a los mensajes de los candidatos, -actualizados por la irrupción del virus y empeñados en ahuyentar la sombra de la abstención- y a las estrategias para evitar que las primeras elecciones autonómicas estivales y más anómalas que nunca en el País Vasco les perjudiquen. Demasiadas novedades para no perderse en un proceso de cara al 12-J y que requiere de una suerte de ‘diccionario electoral’ para seguir el devenir que tendrá hasta el 11 de julio próximo la campaña electoral vasca.

A.- Autogobierno. En precampaña permaneció relegado en favor de las cuestiones económicas y sociales. Al comienzo de la misma la formaciones nacionalistas han resucitado sus aspiraciones soberanistas. El autogobierno centrará buena parte de las disputas partidistas entre quienes, como PNV y EH Bildu, ansían una superación, bien en forma confederal o de pseudoindependencia, del Estatuto de Gernika y quienes apelan a un nuevo ‘estatus vasco’ que lo actualice al alza, como el PSE y Elkarrekin Podemos. La tercer opción, la defiende el PP, en una mera puesta al día del Estatuto de 1979.

B.- Bildu. La coalición de la izquierda abertzale presenta a Maddalen Iriarte como candidata. La periodista ya ha ejercido esta legislatura como portavoz de la coalición. Las encuestas apuntan hacia una leve mejoría de la formación en sus resultados pero no logra absorber la pérdida de voto que se augura a Podemos. Bildu centra su campaña en desgastar la imagen de buen gestor del PNV, recordar sus casos de corrupción, las prioridad por las políticas sociales y la reivindicación de un Estado propio.

C.- Coaliciones. En esta campaña todos los partidos han desvelado ya cuáles serán sus prioridades para futuras coaliciones tras el 12-J. El PNV se ha mostrado partidario de reeditar su coalición de Gobierno con el PSE. También los socialistas se han mostrado dispuestos a facilitarlo. Unidas Podemos ha defendido con insistencia la alianza con Bildu y el PSE para conformar una alternativa de izquierdas, que parece que no prosperará. Por su parte, PP y Ciudadanos han conformado una inédita coalición electoral en Euskadi que podría dar cabida por primera vez a los de Arrimadas a la Cámara vasca.

D.- Deposito de voto. El 12-J muchas cosas serán distintas, entre ellas el depósito del voto. Además de haberse disparado la solicitud del sufragio por correo, se ha habilitado a los carteros para que sean depositarios de los mismos. Además, en las mesas electorales se han establecido protocolos para emitir los votos, limitar el contacto entre los ciudadanos y los miembros de las mesas electorales y se han ampliado los puntos de votación.

E.- España. Será otro de los elementos de debate: la relación Euskadi-España. La legislatura que ahora ha concluido ha dejado sobre la mesa tres propuestas de nuevo estatus vasco que oscilan entre la separación total de España (EH Bildu), la implantación de una relación ‘confederal’ (PNV y Elkarrekin Podemos), un vínculo ‘federal’ (PSE) y el mantenimiento del actual modelo autonómico (PP). La legislatura que se iniciará tras el 12-J abrirá una pugna por definir una actualización de esa relación entre el País Vasco que actualice la recogida en el Estatuto de Gernika de 1979.

F.- Foralidad. La defensa de los fueros como origen de parte de la singularidad vasca abarca a todo el espectro político vasco. En el PNV apelan a ellos como suelo legal a partir del cual construir la nueva relación ‘confederal’ con el Estado sin necesidad de romper la legalidad vigente. En el caso del PP, esta cuestión ha sido esencial para acceder a conformar una coalición con Ciudadanos. La certificación de su defensa por parte de los de Arrimadas, reacios hasta ahora a una defensa de la foralidad o el Concierto vasco, se quiere escenificar con un acto conjunto entre Casado y Arrimadas en Gernika el próximo 5 de julio.

G.- Gobernabilidad. Los sondeos dejan abiertas diversas opciones para gobernar los próximos cuatro años. En todos ellos el PNV figura como claro vencedor, con hasta tres escaños más (31) lo que le permitiría reeditar su alianza con el PSE, que también aumentaría en dos representantes (11). PNV y PSE tendrían una holgada mayoría absoluta. Según estas estimaciones, cabría una segunda opción que alcanzaría la mayoría, una alianza de izquierdas, como demanda Podemos, junto con Bildu y PSE.

H.- Haciendas forales. Lo pasarán mal. Las previsiones del Gobierno vasco predicen una caída de la recaudación de las haciendas vascas de entre un 18% y 20%, o lo que es lo mismo, hasta 2.700 millones menos de recaudación para financiar ayuntamiento, diputaciones y Gobierno vasco. La caída de ingresos se quiere compensar con un mayor endeudamiento -previa autorización del Gobierno- y la percepción de más recursos europeos.

I.- Innovación. La innovación se enarbola históricamente como una de las mejores recetas contra la crisis. Ahora, el Ejecutivo vasco ha vuelto a hacerlo, en particular en lo relativo a dos campos: el sanitario y la automoción. En el primero, el Gobierno vasco ha priorizado la producción de material sanitario y la innovación en el campo de la fabricación de vacunas. En lo relativo a la automoción, que representan ya el 25% del PIB vasco, la última aportación ha sido la implantación de un centro de investigación y producción eficiente vinculada al coche eléctrico.

J.- Justicia y corrupción. Las sentencias por casos de corrupción emitidas ya por la Justicia la pasada legislatura, como el ‘Caso De Miguel’, el ‘Caso Margüello’ o las condenas a diversos alcaldes del PNV, o los que ahora se investigan en los tribunales, ‘OPEs de Osakidetza, Alonsotegi o el derrumbe de Zaldibar, no parece que pasarán factura al candidato jeltzale. El partido de Andoni Ortuzar no sólo no se resiente sino que podría lograr un escaño más por cada uno de los tres territorios históricos.

L.- Libertad. Algunos de los partidos han incluido en sus mensajes apelaciones a la necesidad de proteger la libertad en la sociedad vasca. Los ataques a sedes de algunas formaciones ha llevado en particular al PSE y al PP a recordar que la defensa de la libertad es aún necesaria. Desde el PNV se ha subrayado que aún existen formaciones como EH Bildu que se resisten a condenar con claridad ataques como los sufridos por más de 40 ‘batzokis’. EH Bildu ha insistido en que quienes les vinculan con agresiones con las que no tiene nada que ver sólo buscan debilitarles.

M.- Mendia, Maddalen y Miren. En la carrera por la lehendakaritza tres de los cinco principales aspirantes son mujeres. Idoia Mendia, candidata del PSE, repite por segunda legislatura como aspirante. Lo hace con la confianza de haber logrado frenar la pérdida de apoyo que arrastraba su partido. En EH Bildu Maddalen Iriarte se ha consolidado como imagen de la nueva izquierda abertzale que ya lidera en un segundo plano Arnaldo Otegi. Finalmente, en Elkarrekin Podemos su candidata, Miren Gorrotxategi, concurre con la incógnita del respaldo que logrará la formación tras su renovación interna tras la salida de Lander Martínez y la elección de Pilar Garrido como nueva secretaria general, la cuarta en cinco años.

N.- Navarra. Estará presente. Hace tiempo que es argumento para muchas reivindicaciones y reproches en Euskadi. El debate abierto sobre el nuevo estatus vasco incluye cómo definir esa relación con la Comunidad Foral. También las críticas a PSE y EH Bildu por parte de PP o Ciudadanos tienen a la vecina Navarra como uno de los argumentos para subrayar la relación entre ambas formaciones para respaldar a María Chivite como presidenta.

O.- Organización. Las elecciones hubo que aplazarlas. Convocadas inicialmente para el 5 de abril, la pandemia forzó su suspensión. Ahora, el 12-J será una cita particular con las urnas. Las autoridades no sólo han previsto un mayor número de colegios y mesas electorales, sino que han establecido un detallado sistema de higiene, la señalización de las medidas de distanciamiento físico y una adaptación al procedimiento de voto por correo.

P.- Pedro Sánchez. En la cita electoral muchos de los reproches entre partidos tienen como elemento común el Gobierno de Pedro Sánchez. Sin embargo, el Ejecutivo central no tendrá gran presencia en la pugna electoral. No en vano, todos los partidos, a excepción de la coalición PP+Cs, han tenido una relación con el presidente del Gobierno. El PNV respaldándole en todo momento pese a una leve crítica formal, EH Bildu, apoyándole de modo desigual en los últimos meses, y el PSE y Unidas Podemos evitando cualquier crítica al Ejecutivo de coalición PSOE-Unidas Podemos.

R.- Recortes. Es el gran temor de la izquierda en Euskadi y la promesa de que no los aplicará del PNV. La caída de la recaudación se podrá compensar y no derivará en recortes, asegura Sabin Etxea. Tanto Podemos como EH Bildu advierten de los riesgos de recortes sociales que aplicará otro Gobierno de Urkullu. El PNV se esfuerza estos días en recordar que son quienes han impulsado las mejores políticas sociales de todo el país y que su estrategia pasa por reubicar partidas y compensar el impacto de la crisis económica priorizando los urgente: el empleo, la economía y las ayudas sociales.

S.- Sanidad. Ha sido uno de los buques insignia del autogobierno vasco. La sanidad pública vasca, otrora ejemplo para otras comunidades autónomas, ha soportado el envite del coronavirus pero no sin dificultades ni tensiones en su sistema. Las denuncias de los trabajadores por la falta de recursos y personal han sido una constante. Las promesas sanitarias serán, sin duda, uno de los ejes de disputa programática en estas dos semanas de campaña.

T.- Transferencias. El PNV no tardó en enarbolar su último logro: tres nuevas transferencias del Estatuto de Gernika. Lo hizo el jueves en el acto que precedió al inicio de la campaña, “tres más”, subrayó Urkullu. Hacía sólo unas horas que el Gobierno central había formalizado tres competencias; el seguro escolar, la legislación de productos farmacéuticos y las ayudas por jubilaciones en casos de ERE. El Gobierno vasco tiene pactado el traspaso de otras 29 materias, incluida la gestión de las prisiones y el régimen económico de la Seguridad Social antes de finales de 2021 para dar por completado el Estatuto de 1979.

V.- Virus. El País Vasco fue uno de los primeros lugares donde se detectó un foco por Covid-19 a finales de febrero. El cuestionamiento inicial se fue moderando a medida que Euskadi lograba avanzar en las fases de desescalamiento. La gestión del Gobierno Urkullu está siendo defendido por el PNV casi con la misma intensidad en la que la pone en duda la oposición. La previsión de que el riesgo de brotes era menor en julio fue el argumento para situar la celebración electoral en este mes.

X.- La ‘X’ de los GAL. Ha irrumpido de modo inesperado. La publicación de un antiguo informe de la CIA sobre los GAL, de 1984, ha resucitado la vinculación de Felipe González y su Gobierno con la ‘Guerra Sucia’ contra ETA. Tanto el PNV como EH Bildu y Podemos Euskadi han reclamado que se investigue al expresidente del Ejecutivo. Incluso algún sector del PSE lo ha demandado. El Congreso lo ha rechazado.

Y.- La ‘Y vasca’. Es la gran infraestructura vasca. La crisis económica que se avecina amenaza con volver a ralentizar esta obra faraónica que acumula décadas de trabajo y años de demora. El Tren de Alta Velocidad vasco fue un compromiso renovado con Rajoy y revalidado con Sánchez para su inauguración en 2023. Ahora, las dificultades económicas complica el cumplimiento de estos plazos.

Z.- Zaldibar. Hasta la llegada del Covid-19, el fatal accidente del vertedero de Zaldibar la tarde del 6 de febrero, amenazaba con ser la mayor crisis de cara a las elecciones que debería resolver el PNV. La tardía reacción de Urkullu y su Gobierno y las dificultades para localizar a los dos operarios sepultados, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, han complicado la defensa de su gestión en esta cuestión. Tanto EH Bildu como la coalición PP+Cs están incidiendo en Zaldibar como uno de sus mensajes de desgaste al PNV.

Comentar ()