Política ENTREVISTA MELISA RODRÍGUEZ, PORTAVOZ DE CIUDADANOS

"La coalición es mala para España y para Sánchez. Hay una lucha de poder"

logo
"La coalición es mala para España y para Sánchez. Hay una lucha de poder"

La portavoz de Ciudadanos, Melisa Rodríguez EFE

Resumen:

Entrevisto a Melisa Rodríguez, portavoz de Ciudadanos, en un caluroso día de verano, de este agosto de pandemia que nos enfrenta a todos a nuevos retos, miedos, inquietudes y a la incertidumbre de lo que pasará mañana. Nos espera un otoño terrible a nivel económico y su barrio, en el centro de Madrid, es un rosario interminable de tiendas cerradas, negocios que se alquilan y traspasan y terrazas casi vacías que testimonian que este verano no es un verano cualquiera.

Melisa es canaria, una auténtica embajadora de su tierra que como otras zonas turísticas de esta España herida, depende de forma casi total del turismo, sector devastado por los azotes de la Covid-19. La dirigente naranja se enfrenta a esta etapa de su partido con renovadas ambiciones y la seguridad de que estará en política hasta que deje de ser útil. Lo tiene claro. La política es vocación más que profesión.

Pregunta.- Un pajarito me ha dicho que de niña soñabas ser muchas cosas: bailarina, odontóloga, astrofísica. Sin embargo acabas entrando en política de la mano de Albert Rivera. ¿Cómo y por qué te dejas atrapar por la política y sus problemáticas?

Respuesta.- Siempre he sido una persona muy reivindicativa, y de niña soñaba muchas cosas, pero no entrar en política. Entre todas las inquietudes acabé estudiando arquitectura. Cuando volví de un viaje de trabajo en la India y tras una conversación con mis padres que tuvieron que emigrar, pensé que tenía que hacer algo. Ciudadanos estaba empezando en Canarias- Eran siete personas, yo no conocía nadie y me afilié sin ninguna ambición de ser nadie o de estar en primera línea. Entré para estar en la mesa de trabajo y aportar en mis áreas de conocimiento. Todo lo que ocurrió después es responsabilidad de los afiliados. Ellos vieron algo en mi que yo ni siquiera había visto.

P.- Ciudadanos ha jugado un rol de protagonismo absoluto, siendo clave en muchas ocasiones para que se pudiera prorrogar el estado de alarma frente al ostracismo y al ‘no’ de otras fuerzas políticas. Había vuelto a ser clave. ¿Ha merecido la pena? ¿Cómo valora la gestión del Gobierno de Sánchez?

R.- Estamos frente a la peor crisis sanitaria del país en un siglo y con el peor Gobierno posible. Esa es la realidad. Teníamos dos opciones: cargar y aceptar pasivamente con todo lo que se estaba haciendo mal o intentar sentarnos a negociar por el bien de la ciudadanía. Nosotros decidimos tomar las riendas, decidimos no estar en la queja continua, sino en poner de nuestra parte para intentar salir de la manera más ordenada posible de esta crisis. Creo que hicimos lo que teníamos que hacer.

Desafortunadamente, el Gobierno no está haciendo nada. No es un actor secundario, no puede lavarse las manos. Estamos viendo una doble dejación de funciones: por un lado muchos gobiernos autonómicos celebran plenos extraordinarios para debatir sobre la situación del rey emérito, pero no sobre la crisis sanitaria; y por el otro, estamos observando que el Gobierno en vez de tirarles de las orejas y obligarles a que actúen por la salud de los ciudadanos, lo ignora.

P.- ¿Por qué el Gobierno no está actuando como sí lo están haciendo los ejecutivos de Italia o de Francia, donde se está controlando muchísimo mejor los rebrotes?

R.- La coalición de Gobierno es mala para España e, incluso, para el presidente. Tendrán que decidir cuál es la posición del Gobierno porque vemos que cada ministro habla de lo que le da la gana según su inspiración. Incluso de la coalición hay un choque de trenes continuo, y esto no es bueno. El primer error que se está cometiendo es que se está viendo esta situación como una oportunidad política en vez de como lo que es, una crisis sanitaria sin precedentes. En vez de darse cuenta que estamos hablando de la vida de los ciudadanos, siguen pensando en encuestas y en cómo les va a afectar a nivel electoral. Es una irresponsabilidad. Esto no va de elecciones y encuestas, lo que está en juego es la vida de los españoles. Pero entre los partidos que forman la coalición hay una lucha de poder.

P.- En breve os enfrentaréis al examen de votar los Presupuestos. Ciudadanos ha apoyado al Gobierno en las prórrogas del estado de alarma, ¿qué haréis ahora?

El Gobierno ve la crisis como una oportunidad política, y no como una emergencia sanitaria

R.- Nuestra posición no será la de quedarnos sentados esperando a que pongan el proyecto encima de la mesa. Nuestra posición va a ser la de abrir desde ya esa negociación trasversal. Creemos que tienen que ser unos Presupuestos de estado, responsables y lo más trasversales posible. Y le vamos a seguir insistiendo al PP para que se siente. No hay que estar en doctrinas políticas en este momento, hay que pensar al futuro del país.

P.- ¿De verdad es factible?

R.- Cada uno de nosotros tiene que decidir si quiere pasar a la historia como aquel que no hizo nada o por aquel que consiguió que hubiera unos Presupuestos lo menos ideológicos posible. Vamos a dejarnos hasta el último aliento para decirle al PSOE y al PP que la vía 221 es posible, aunque sea solo para aprobar los Presupuestos. Para que esto ocurra tendrán que dejar atrás mucha mochila de complejo ideológico y poner por delante los intereses de los ciudadanos.

P.- Hace pocos días Cs ofreció al PP y al PSOE ir juntos en las próximas elecciones catalanas.

R.- En 2008 ya lo pusimos encima de la mesa, y ahora lo volvemos a hacer porque estamos viendo un Gobierno de la Generalitat formado por nacionalistas y populistas que lo único que hacen es aprovechar cualquier momento de duda sobre nuestro sistema para atacarlo. Es un deber de los constitucionalistas aunar esfuerzos para que no se quede ningún voto atrás. Nosotros lo tenemos claro. Tendrán que ser el resto de partidos los que deban explicar por qué prefieren mirarse al ombligo.

P.- Sigue pareciendo algo improbable.

R.- Inés Arrimadas ya envió hace unos meses una carta al PP y al PSOE. Todavía estamos esperando una respuesta del PSC.

P.- ¿Cómo valoras los resultados que habéis tenido en las últimas elecciones autonómicas en Galicia y el País Vasco?

R.- En Galicia ya sabíamos que era un escenario complicado para nosotros. Allí hay un referente político que tiene mucho peso, que lleva muchos años gobernando y que ha hecho muchas cosas buenas. Aún así peleamos con una gran candidata, la mejor posible.En cuanto a las de País Vasco, creo que se ha roto un techo de cristal y por primera vez hay dos candidatos autonómicos de Ciudadanos que no van a tener ningún complejo, ningún pelo en la lengua para decirle a Bildu y al PNV lo que no están haciendo y para denunciar  todas las aberraciones que muchas veces cometen.

P.- Volviendo al drama del Covid, ¿cómo valoras que a día de hoy todavía no tengamos un número claro y definitivo de fallecidos?

R.- Me parece una falta de respeto. En etapa post Covid recordaremos de forma amarga todos esos abrazos que no pudimos dar por culpa de esta pandemia y es una irresponsabilidad que haya tanta falta de coordinación entre comunidades y Gobierno. La ciudadanía necesita conocer datos ciertos para tomar más conciencia de lo que está pasando, más ahora que estamos viendo fiestas, imágenes de jóvenes irresponsables que no utilizan mascarilla y que se creen que esto está superado o que por ser jóvenes esto no le afecta. Hay que dar información real para que la gente sea consciente de lo que nos estamos jugando.

P.- ¿Qué opinas de la cobertura mediática que se ha dado de la pandemia hasta al momento? ¿Han hecho bien los medios en no transmitir las imágenes más duras?

Vamos a dejarnos hasta el último aliento para decirle a PSOE y PP que la ‘vía 221’ es posible

R.- Tutelar tanto lo ciudadanos no ha sido bueno porque muchos no han sido conscientes de verdad de lo que estaba pasando. No tiene sentido no mostrar las imágenes más duras de nuestro país y sin embargo sí se enseñen fotos de fosas comunes en Estados Unidos o de caravanas de féretros en Ecuador. Es un engaño porque da la sensación que en España estamos mejor.

P.- Ahora vamos a hablar de tu ‘jefa’. Me gustaría que valoraras los primeros meses de liderazgo de Inés Arrimadas, tu que entraste en Ciudadanos de la mano de Albert Rivera.

R.- Inés es una persona sumamente valiente. Tomó las riendas del partido en una situación personal muy especial. Fue sumamente responsable. Recuerdo todavía ese día de la dimisión de Albert. Después de sus palabras todo el mundo la miró a ella. Creo que es la persona que tiene que estar al frente de Ciudadanos. Se necesita a alguien valiente, alguien con una visión de Estado que anteponga los intereses de los ciudadanos antes lo propios. Es el liderazgo que se necesita en un momento tan complicado.

P.- ¿Te has arrepentido en algún momento de haber entrado en política?

R.- A veces me he preguntado por la pragmaticidad de la política española en este tiempo. Hay una inmediatez en las redes sociales que no ayuda a los ciudadanos, lo que se intenta es buscar constantemente la emoción y la víscera y no tanto la razón. A mi muchas intervenciones me han dado vergüenza ajena. Es el momento de sacar la parte propositiva, incluso si al final no se llega a ningún acuerdo. Se supone que para esto estamos representando a los ciudadanos de este país.

P.- ¿No será que los políticos carecen de liderazgo y no tienen el nivel suficiente para manejar bien las redes sociales?

R.- Hay muchos políticos profesionales y pocos políticos vocacionales. El político vocacional no entiende la política como una profesión, la entiende como una dedicación Y tiene su ‘plan B’ y su vida más allá de la política. Sin embargo, el político profesional llega, se sienta y ya está. Creo que España necesita en este momento más vocación y menos profesión. Mi experiencia de cuatro años en el Congreso me demuestra que si uno no ha vivido en la vida real, no se ha enfrentado a los problemas de la gente.

P.- Además de la crisis sanitaria estamos ya sumergidos en una crisis económica brutal. ¿Cómo crees que se están enfrentando a esta crisis el Gobierno central y las autonomías?

R.- Quiero hacerme eco de las declaraciones de la ministra de Hacienda, que el otro día en declaraciones a un medio de comunicación hablaba de la crisis económica y decía que lo peor ya ha pasado. Estas declaraciones me ha recordado los brotes verdes de Zapatero que en vez de ayudarnos nos dificultaron todavía más el camino. Esto es no querer enfrentarse a la realidad. Estamos en una crisis económica sin precedentes que va a provocar una crisis social, esa es la realidad. Lo peor no ha pasado. Lo peor está por venir.

La realidad es que hay una dejación de funciones del Gobierno en general que es brutal. Están de brazos cruzados mientras cada día más países nos imponen una cuarentena o limitan a sus ciudadanos viajar a España. Sin embargo aquí no pasa absolutamente nada. Estamos hablando de más del 13% del PIB de España y hay comunidades autónomas que tienen un 40% de dependencia del sector turístico.

P.- Volviendo a la política, ¿qué tendrá que hacer Ciudadanos para volver a los éxitos del pasado y para ser una fuerza realmente determinante en los equilibrios políticos de nuestro país?

La moción de censura de Vox es una campaña de marketing, es dilapidar los recursos del Estado

R.- Primero hay que reconocer que en momentos de populismo y visceralidad, es más complicado hacer política usando la razón, porque la gente funciona con las tripas, con los impulsos. Pero volverá el momento en el cual los ciudadanos premiarán a los que hacen política útil. Los resultados fueron malos, pero está en nuestras manos aprender.

P.- ¿Qué opinas de la moción de censura anunciada por VOX y Santiago Abascal para Septiembre?

R.- Es una campaña de marketing, es dilapidar los recursos del Estado. No hay ningún tipo de mayoría que permita que esta moción de censura salga adelante. Lo que se quiere es tener el foco mediático durante una semana. Esta moción de censura es una falta de respeto hacía los ciudadanos que ahora lo están pasando mal.

P.- Se ha dicho que es una moción de censura contra Pablo Casado más que contra Pedro Sánchez.

R.- Está claro que quien va a tener una posición compleja ahí va a ser el PP. Esta moción de censura va destinada a hacer mella en el caladero de votos del PP. Pero creo que en una situación tan grave no todo vale, ni se justifica todo.

P.- He leído que uno de tus escultores favoritos es Richard Serra. Si tuvieras que esculpir tu futuro, ¿cómo lo harías?

R.- Yo sigo con el principio que me ha regido todo el tiempo, ¡me voy a dejar sorprender! Voy a aprovechar el hoy. A veces perdemos mucho tiempo planificándolo todo y se nos pasa el tiempo sin disfrutar el aquí y ahora. Yo, como todos los miembros de Ciudadanos, soy consciente de que la política es una etapa, nada más. No estoy pegada al sillón, estaré hasta cuando sea útil. Hay que ser leal con lo que estás haciendo en el día a día, esta es la clave.

Comentar ()