Política

Mario Conde cursó el máster de la Rey Juan Carlos con su mujer como profesora

Al ex banquero, que no llegó a terminar el curso de posgrado, le constan asignaturas aprobadas a pesar de que la asistencia era obligatoria y él no acudía a clase / María Pérez-Ugena, entonces su esposa, impartía una de las materias

logo
Mario Conde cursó el máster de la Rey Juan Carlos con su mujer como profesora
Mario Conde, dirigiéndose a la Audiencia Nacional el pasado mes de enero.

Mario Conde, dirigiéndose a la Audiencia Nacional el pasado mes de enero. EP

Resumen:

El ex banquero Mario Conde cursó el mismo máster que Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) un año antes y tuvo como profesora a la que entonces era su mujer, María Pérez-Ugena. A Conde, que no llegó a terminar el curso de posgrado, le constan varias asignaturas aprobadas a pesar de que la asistencia era obligatoria y él no acudía a clase, según el testimonio de varios compañeros recabados por El Independiente.

El ex presidente de Banesto fue uno de los 21 alumnos que se matricularon en el máster en ‘Derecho Público del Estado Autonómico’ -ofertado por el Instituto de Derecho Público de la URJC, bajo la dirección del catedrático Enrique Álvarez Conde– en el curso 2010/11. “Me matriculé con vistas a hacer la tesis doctoral, pero no lo terminé. No tenía ni idea que a esos cursos de doctorado los llaman másteres”, ha explicado Mario Conde en conversación telefónica con este diario.

Las fuentes consultadas corroboran que aquél nunca llegó a pedir que se le expidiera el título acreditativo y este periódico no ha encontrado rastro alguno en el que asegure estar en posesión de tal curso de posgrado, palanca con la que intentaba doctorarse. Conde es licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto con un expediente académico brillante: un sobresaliente y el resto matrículas de honor, según detalla en su biografía.

El ex banquero dice que se matriculó en el máster con vistas a hacer la tesis doctoral y no recuerda si su entonces esposa le dio clase: “Supongo que sí”

Una de las asignaturas que integraba este máster era La inmigración en el ámbito de las competencias estatales, autonómicas y locales, impartida por las profesoras Elena Pérez y María Pérez-Ugena. Ésta era entonces la esposa de Conde, con quien había contraído matrimonio el 3 de julio de 2010 -justo dos años después de conseguir la libertad condicional tras cumplir condena por el caso Banesto– en una ceremonia íntima celebrada en la localidad orensana de Chaguazoso y de quien se separó a principios de 2016.

“No sé si me dio clases. Supongo que sí; no lo recuerdo”, respondió el ex banquero cuando le preguntó este diario si su segunda esposa formaba parte del elenco de profesores de su curso de posgrado. En su currículo oficial, Pérez-Ugena hace constar su condición de docente de la citada asignatura en la promoción en la que se matriculó su hoy ex marido.

Dos alumnas del máster en el que se matriculó Mario Conde aseguran a El Independiente que no se perdieron una sola sesión y no lo vieron nunca en clase. “Cuando saltó el caso del máster de Cristina Cifuentes miré la lista de alumnos y me llamó la atención igual que a ti. Yo no lo vi nunca en la Universidad”, señala una de aquellas estudiantes. Conde dio a entender que lo que tenía que hacer para aprobar era “trabajos por escrito”.

El máster era presencial y varios profesores hacían constar en las guías didácticas de sus asignaturas que era necesario asistir al 80 % de las sesiones, que se impartían los jueves y viernes por la tarde y los sábados por la mañana. “Me da rabia conocer esto ahora. Con lo que me costaba a mí hacer el máster después de salir de trabajar…”, comenta esta antigua alumna. Ésta asegura que, entre otras obligaciones, tenían también que acudir al menos a dos jornadas como parte del contenido del curso.

“Los exámenes eran in situ. Incluso nos hacían pruebas sorpresa. Después de una clase nos ponían un examen para ver si habíamos estado atentos a la clase magistral que había dado un ponente. Me parece una sorpresa que el señor Conde haya hecho ese máster en la misma promoción que yo. Tengo la absoluta certeza de que no lo vi en clase”, apunta otra alumna de aquella promoción que también pide anonimato.