Política PODEMOS

Errejón se reúne con Carmena para asegurar el 'tándem' en las elecciones de 2019

En caso de que Manuela Carmena no repita en la Alcaldía se torcerían los planes de campaña del diputado nacional

logo
Errejón se reúne con Carmena para asegurar el 'tándem' en las elecciones de 2019
Iñigo Errejon.

Iñigo Errejon. EP

Resumen:

El diputado y futuro candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid Iñigo Errejón, se ha reunido en las últimas semanas con la alcaldesa Manuela Carmena, con quien quiere formar un 'tándem' sobre el que pivote su estrategia en la campaña electoral de 2019. Errejón mantiene estos días las negociaciones para configurar la lista, que se presentará el viernes, pero lleva meses labrando el escenario madrileño. Una de sus prioridades es asegurar la reelección de la actual alcaldesa de Madrid. El candidato quiere hacer una campaña personal para evitar verse arrastrado por la caída en las encuestas de Podemos a nivel nacional, y busca una campaña conjunta con Carmena para poder referenciarse el uno en el otro y, con suerte, obtener su apoyo público. El 'no' de Carmena a la reelección sería un varapalo para su campaña, puesto que el 'tándem' se dificultaría si es el ex JEMAD Julio Rodríguez quien opta a la Alcaldía.

El secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos, Iñigo Errejón, mantiene en las últimas semanas una intensa actividad que va más allá de las negociaciones que mantiene con la dirección madrileña de Ramón Espinar para su candidatura a la Comunidad de Madrid. El diputado nacional, que amagó el pasado jueves con no presentarse si no le daban autonomía para desarrollar la campaña, prepara ya el escenario preelectoral y perfila la estrategia para las elecciones de 2019, que pivotará sobre el ‘tándem‘ entre Errejón y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. El dirigente ha mantenido varios encuentros con la primera edil precisamente para afianzar las relaciones, hacer ver a Carmena la necesidad de que se presente a la reelección y asegurar lo que considera el ‘ticket’ ganador.

Errejón comenzó su actividad como candidato hace meses, con reuniones con colectivos y asociaciones de barrio, acudiendo a actos de la sociedad madrileña y manteniendo contactos con dirigentes políticos de la capital, aunque en los últimos días la batalla interna haya captado todos los focos y gran parte de sus energías. Un año después del pacto alcanzado con Pablo Iglesias para su candidatura, la dirección del partido ha forzado las primarias para que Errejón  sea designado candidato, y el dirigente -que era más partidario de un plan ‘a fuego lento’– ha puesto sus condiciones.

Por lo pronto ha conseguido capacidad de decisión para configurar el equipo con el que irá a primarias, frente a la opción que planteaba la dirección madrileña. La configuración de la lista unitaria se está negociando estos días entre los oficialistas de Espinar y los errejonistas, y el plazo límite para presentarla será la medianoche del viernes. Sin embargo, el futuro candidato tiene ya la vista puesta en campaña, donde quiere libertad para marcar su línea propia respecto al partido con el fin de consolidar un perfil moderado que atraiga a sectores más amplios del electorado.

Y es precisamente en esa estrategia donde encaja Manuela Carmena. La alcaldesa, que siempre ha rechazado su pertenencia al partido político Podemos, es la piedra de toque para el candidatable, que también buscará acercarse a la marca blanca de Ahora Madrid para evitar verse arrastrado por la caída en las encuestas que ha experimentado la marca morada a nivel estatal. Errejón fue el ideólogo de la estrategia de Podemos en sus inicios y el responsable de poner en marcha el concepto de la transversalidad, consistente en sustituir la etiquetas izquierda-derecha por el «pueblo» y la «casta» para evitar quedar atrapado en un espacio únicamente de izquierdas. En alguna ocasión el político ya ha criticado abiertamente el concepto de la izquierda tradicional; en el prólogo del libro La superioridad moral de la izquierda, de Ignacio Sánchez-Cuenca, señalaba los errores históricos de esta tradición e ironizaba con que “la izquierda podría así definirse como aquel colectivo que fundamentalmente discute sobre la izquierda”.

El futuro candidato cree que revalidar la Alcaldía de Madrid es esencial para impulsar su candidatura a la Comunidad y que concurrir conjuntamente podría consolidar una especie de simbiosis, en la que los candidatos puedan referenciarse el uno en el otro lejos de estridencias y centrándose en el plano institucional. El proyecto de Errejón, como él mismo ha explicado en más de una ocasión en sus intervenciones públicas, consiste en «generar confianza y certezas», y en eso Carmena es todo un ejemplo. En dos años de gestión, la alcaldesa de la capital ha centrado su actividad en la gestión y ha sido capaz de deshacerse de los recelos que generaba en la oposición. Errejón quiere utilizar esa experiencia como un aval de cambio para construir un proyecto sólido alejado de los vaivenes de Podemos a nivel nacional.

Elecciones de 2019: Objetivo Carmena

Es por ello que en los últimos meses el diputado ha acudido a Cibeles a reunirse con la alcaldesa para alimentar una buena sintonía que favorezca este ‘tándem’ y, con suerte, ganarse su favor y su apoyo público en las elecciones de 2019. Otro de los objetivos que podría perseguir con estos encuentros es precisamente animar a Carmena a que se presente a la reelección, después de que la primera edil haya mostrado sus reticencias en los últimos meses y haya condicionado su repetición a tener un equipo de su confianza para evitar los enfrentamientos entre las propias corrientes de Ahora Madrid.

La otra posible candidata de Podemos a la Comunidad, Lorena Ruiz-Huerta, guarda una relación más fría con la alcaldesa de Madrid. Perteneciente a la corriente anticapitalista, la diputada regional ha mostrado en más de una ocasión sus diferencias con la gestión del Ayuntamiento y ha llegado a acusar a Carmena de no cumplir su programa electoral. Una circunstancia que dificultaría una campaña conjunta Ayuntamiento-Comunidad, que sólo sería posible en un escenario con Errejón de candidato.

El tercero en discordia es el ex JEMAD Julio Rodríguez. Elegido hace unos meses como secretario general de Podemos en la ciudad de Madrid, Rodríguez ha conseguido pacificar el partido y tender puentes hacia Ahora Madrid. Es una persona de confianza de Pablo Iglesias y la dirección del partido lanzó hace meses la Operación Jemad para lanzar al dirigente a la política madrileña y que fuera el candidato de Podemos a la Alcaldía en caso de que Carmena no repita. Fuentes próximas al militar defienden que Rodríguez no tiene ninguna «sed de poder», que se encuentra cómodo en su actual puesto y que también apuesta por la reelección de Carmena y el tándem con Iñigo Errejón.

Carmena todavía no ha despejado la duda de si repetirá, yo creo que cada vez hay más y posibilidades», dice Errejón

Desde Podemos se muestran convencidos de que Carmena repetirá en 2019. Este mismo martes el propio Errejón reconocía ser «optimista» en este sentido. «Ella todavía no ha despejado la duda sobre su reelección, yo creo que cada vez hay más y mejores posibilidades. Está desarrollando un proyecto que es más largo que 4 años, por lo tanto soy optimista», advertía en declaraciones a La Sexta. Sin embargo, desde el entorno más próximo a la alcaldesa la sensación es muy distinta: su círculo asegura que en estos momentos es más proclive al ‘no’ que a la reelección, y que está poco dispuesta a tener que volver a enfrentarse a las disputas internas en el seno de Ahora Madrid.

Este sería el peor escenario para Iñigo Errejón. En caso de que Carmena no reedite su Alcaldía sería un varapalo para el candidato, que optaría por abandonar la idea del ‘tándem’. El ex Jemad Julio Rodríguez, el probable sucesor de Carmena en Cibeles, ganó las primarias internas del partido y se alzó como líder de Podemos Madrid, pero es el único caso de éxito en su historial político. Fichado en 2015 directamente por Pablo Iglesias, Rodríguez guarda una férrea disciplina hacia el partido y a nivel personal está muy bien considerado en todos los sectores de Podemos. Pero esta simpatía no se traduce ni mucho menos en réditos electorales.

El militar no ha conseguido conectar con el electorado en ninguna de las oportunidades que se han presentado: en las elecciones del 20D fue el número dos de la lista por Zaragoza sin resultar elegido. En un intento por asegurar su entrada en el Congreso de los Diputados, Iglesias le dio a Rodríguez el primer puesto de la lista por Almería, donde Podemos no obtuvo ningún escaño. Los dos intentos fallidos del ex Jemad fueron después compensados por el líder de Podemos, que tras los comicios de junio le incorporó como invitado permanente a la dirección del partido pese a no haber sido elegido por la militancia. Esta trayectoria de reveses en las urnas sería un freno para una posible campaña conjunta y es posible que, llegado este extremo, Errejón eliminara el ‘tándem’ como su principal estrategia electoral.

 

Comentar ()