Política PODEMOS

Silencio crítico en Podemos: la cúpula duda de Errejón por su "reunión" con Bescansa

La desconfianza crece en Podemos hacia la que era su principal apuesta para ganar la Comunidad de Madrid en 2019

Carolina Bescansa, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. EP

Podemos guarda silencio total sobre la última crisis. La filtración este miércoles de una propuesta de negociación de la cofundadora del partido Carolina Bescansa a Iñigo Errejón para ser su número 2 en la candidatura de Madrid ha sido recibida como una conspiración en toda regla dentro del partido. La dirección de Pablo Iglesias ha tildado el episodio como «un asunto de máxima gravedad» pero ninguna de sus principales caras visibles sale a dar la cara, un signo inconfundible de la tormenta existente dentro de la formación. El colapso en Podemos se traduce en silencio, tal como ocurrió tras el revés de las elecciones catalanas, cuando Iglesias estuvo semanas desaparecido. Ahora la cúpula de Podemos guarda pies quietos y evita pronunciarse oficialmente, pero es un hecho que la desconfianza hacia Iñigo Errejón se ha multiplicado en las últimas horas. ¿La razón? El encuentro que mantuvo con Bescansa poco antes de que saliera a la luz el polémico documento.

La cofundadora achacó a su equipo la elaboración del documento y rechazó los términos en que estaba redactado. Sin embargo, en el círculo del sector pablista da por hecho que Bescansa sí conocía el alcance de esta negociación y sospechan que fue ella quien envió por error el informe, puesto que su purga en el Congreso de los Diputados también conllevó el despido de las personas que tenía a su cargo. Bescansa no tiene equipo dentro de Podemos y su excusa para salir del paso este miércoles parece fácilmente desmontable. A esto se suman algunas informaciones que corren en el seno del partido, señalando que el envío de la propuesta se hizo desde su móvil personal, y que no fue ninguna tercera persona quien cometió el error, sino ella misma.

Horas después de la filtración, y ya cerca de la medianoche, Bescansa se descolgó de la lista de Errejón renunciando así a continuar su carrera política dentro de Podemos. Iñigo Errejón compareció después del episodio y rechazó de forma tajante el documento, marcando distancias con la propuesta y asegurando que desconocía sus términos. Sin embargo, ese mismo mediodía Errejón y Bescansa mantuvieron una conversación en la planta de despachos del Congreso de los Diputados que ha generado suspicacias en el seno del partido. Desde el sector pablista apuntan a que fue una «reunión» que se alargó más de una hora, mientras que los afines de Errejón lo describen como en un encuentro fortuito en el que «se cruzaron y charlaron brevemente», y ella «no le contestó» a la oferta hecha el lunes por el dirigente de Podemos para ser el número dos de su lista. Algunos sectores del partido dudan seriamente que Errejón no conociera el alcance de esta negociación y le señalan como parte de esta conspiración.

Bescansa ofreció a Errejón mostrarle encuestas y previsiones electorales en Madrid tras la crisis del PP

Desde el sector de Errejón niegan rotundamente este extremo. Según su versión, se encontraron por casualidad y en esa conversación Bescansa se mostró «muy interesada en algunas encuestas». La experta en demoscopia del partido quería comentar con el actual secretario de Análisis Estratégico del partido las «previsiones electorales en Madrid» y las posibilidades políticas tras la crisis del PP por el máster de Cristina Cifuentes. Según el entorno de Errejón, en ningún caso habría expuesto los términos del documento que más tarde salió a la luz. Las dudas están servidas y la cúpula de Iglesias no se mantiene ajena a ellas.

Errejón ha visto arruinada su candidatura a la Comunidad de Madrid. La mala imagen que ha proyectado en los sectores más radicales del partido y afines a Iglesias -los únicos que participarán en las primarias que le designarán como candidato tras limitar el voto a los militantes de carné- le resta fuerza como candidato y dificulta su negociación con el sector oficialista de Ramón Espinar, a quien ha llamado en las últimas horas para ofrecer un acuerdo unitario y asegurar su candidatura. Sin el apoyo del aparato de Podemos, la candidatura de Errejón podría verse frustrada y, consciente de ello, el dirigente trata de amarrar anclas para asegurar su carrera electoral en 2019.

Te puede interesar

Comentar ()