Economía

Bankinter rebaja el interés de Coinc y agudiza el ocaso del ahorro remunerado

El banco ajusta la remuneración de su portal de ahorro hasta el 0,2% para adaptarse al nuevo escenario de tipos

logo
Bankinter rebaja el interés de Coinc y agudiza el ocaso del ahorro remunerado
Bankinter rebaja el interés de Coinc y agudiza el ocaso del ahorro remunerado.

Logo de Bankinter en una oficina.

Resumen:

Durante la presente temporada de resultados, los bancos españoles han insistido en un mensaje: entre sus planes no se encuentra la posibilidad de cobrar a sus clientes particulares por los depósitos. Pero cuando se espera que el Banco Central Europeo (BCE) anuncie próximamente un nuevo recorte de la tasa de depósito -que supondrá una mayor penalización al exceso de liquidez que acumulen las entidades- parece igual de evidente que la disposición a pagar por el ahorro está en vías de extinción.

Este miércoles ha sido Bankinter quien ha dado un nuevo golpe a las opciones de rentabilizar el ahorro al anunciar un nuevo recorte de la rentabilidad que ofrece a los clientes de su portal Coinc. La entidad ha anunciado a sus clientes que a partir del próximo 1 de octubre rebajará el interés que paga por el ahorro acumulado en el portal al 0,2%, frente al 0,3% que venía pagando actualmente. La cantidad máxima remunerada se mantendrá en 10.000 euros.

El banco explica la medida en que «dada la situación actual de los tipos de interés tenemos que ajustar un poco nuestra oferta» y garantiza que las cuentas seguirán «disfrutando del resto de ventajas por ser de Coimc, sin comisiones y con tu dinero siempre disponible».

La entidad ofrecía en 2015 un interés del 1,1% para saldos de hasta 50.000 euros

El anuncio no supone, ni mucho menos, el primer cambio en las condiciones de Coinc. Bankinter ha ido adaptando desde hace años la oferta del portal, que en 2015 remuneraba a una tasa del 1,10% depósitos a la vista hasta un máximo de 50.000 euros. La última modificación fue anunciada por el banco hace justo un año, cuando rebajó la cantidad máxima remunerada desde los 35.000 a los 10.000 euros, mientras que la última rebaja de los intereses entró en vigor el 23 de marzo de 2017, cuando pasó del 0,7 al 0,3% que se mantenía hasta ahora.

Bankinter sigue así los pasos dados por otras entidades, como ING, que el pasado año cercenó por completo la rentabilidad de su icónica Cuenta Naranja para adaptarse al escenario de tipos de interés en negativo en la Eurozona. El ocaso de estas opciones de ahorro se enmarca en un contexto generalizado dentro de la banca española de dejar de remunerar el dinero de los clientes sin vinculación.

Actualmente la remuneración que ofrece la banca en España por los depósitos a la vista se sitúa en un nimio 0,04%, según datos del Banco de España, mientras que el tipo medio ponderado de los depósitos a plazo apenas alcanza el 0,11%. Esto no ha sido óbice para que el dinero destinado por los españoles a depósitos bancarios haya marcado el pasado mes de junio un nuevo récord, por encima de los 843.000 millones de euros, tras crecer más de 30.000 millones desde el inicio del año.

Entre las escasas alternativas de cuentas a la vista remuneradas sin vinculación en el escenario actual destacan la oferta de MyInvestor -el neobanco de Andbank España-, que remunera un 1% hasta un tope de 15.000 euros, o la Cuenta Ahorro Online de Nationale Nederlanden, que ofrece un 0,5% sin límites de cantidad, al igual que Banco Pichincha. Firmas como Facto, Wizink, Openbank o Ibercaja cuentan también con productos similares, aunque con menores tipos de interés.