España

El PP amplía su ofensiva jurídica y estudia una batería de recursos individuales contra los indultos

El Tribunal Supremo ya ha admitido a trámite los nueve recursos interpuestos por el partido, uno por cada uno de los indultados por el Gobierno de Sánchez

El líder del PP, Pablo Casado.

El líder del PP, Pablo Casado. EFE

El Partido Popular fue el último de los partidos situados a la derecha de Sánchez en presentar su propio recurso ante el Tribunal Supremo para tratar de revertir la excarcelación de los nueve políticos independentistas encarcelados por el procés que el Gobierno aprobó hace poco más de una semana en el Consejo de Ministros. No había prisas en la dirección de Génova, sino más bien todo lo contrario. El equipo jurídico trabajaba sin descanso para argumentar firmemente su legitimación como partido para recurrir ante el Alto Tribunal la medida de gracia, puesto que ni PP ni Ciudadanos se habían personado como acusación popular en el procedimiento penal que concluyó la condena contra los dirigentes independentistas. Sólo Vox tenía ese papel.

El registro del recurso del principal partido de la oposición se oficializó finalmente el pasado miércoles, casi una semana después de que lo hicieran sus homólogos de Vox y de Ciudadanos. Y no se llevó un único informe ante el Supremo, sino un total de nueve, uno por cada uno de los indultados por el Gobierno de Sánchez. La primera acción judicial de los populares contra la medida de gracia se presentó como partido político que, en conjunto, «representa a millones de españoles afectados en su soberanía con este atropello democrático, y a miles de catalanes que han visto atacado su patrimonio, libertad, seguridad y convivencia», según trasladaban fuentes del PP.

Pero en Génova quieren marcar la diferencia respecto a sus homólogos de Vox o Ciudadanos, y las dependencias jurídicas de los populares estudian en estos momentos la posibilidad de presentar una nueva batería de recursos contra los indultos -en un plazo aún por definir- a título personal, es decir, que sean los propios dirigentes del PP los que presenten recursos individuales ante la justicia. Fuentes del partido argumentan, no obstante, que se se trata de una posibilidad en vías de desarrollo y que el equipo jurídico estudia aún su viabilidad, sin concretar qué cargos en particular estarían legitimados para interponer nuevos recursos por haber sido afectados directos o indirectos del procés catalán.

Por el momento, lo que parece seguro es que el propio presidente del partido, Pablo Casado, sí se presentará «a título personal» ante el Supremo, alegando que fue señalado en primera persona como posible objetivo de atentado por parte de los Comités de Defensa de la República (CDR). «Daremos la batalla jurídica hasta el final», avanzaba el propio Pablo Casado.

Tanto es así que fuentes de la cúpula dibujan un horizonte de «meses» en los tribunales por la aprobación de la medida de gracia para evitar que el verano disuelva la importancia de los mismos, manteniendo esta «losa» sobre Sánchez hasta el fin de la legislatura. A juicio de los populares, eso no sucederá porque al igual que la aplicación del 155 «marcó» el último mandato de Mariano Rajoy, la «vergonzosa» aprobación de la medida de gracia es «el evento de la legislatura de Sánchez» del que, vaticinan, no podrá desprenderse.

Este jueves el Tribunal Supremo confirmó la admisión a trámite de los nueve recursos contencioso-administrativos presentados por el PP, momento en que se abre un plazo de 20 días en que el Ministerio de Justicia debe presentar ante el Alto Tribunal los expedientes por los cuáles se aprobó la medida de gracia para cada uno de los nueve indultados. El proceso, por lo tanto, sigue su curso, y aunque voces del PP avanzan que no habrá vuelta de hoja con los indultos por más batalla que presenten ante los tribunales, el objetivo de los populares pasa también por marcar agenda al Gobierno y acentuar su desgaste al mismo tiempo que el independentismo catalán ya presiona a Sánchez para que permita un referéndum de autodeterminación.

En esta línea, el PP ha desplegado una nueva iniciativa con actos en toda España en que diputados y senadores prevén explicar en sus respectivas circunscripciones los recursos que ha presentado el partido ante el Supremo. Según informan en el partido, el PP redoblará también la presión para la convocatoria de elecciones y se exigirá desde distintos puntos de España la dimisión de Pedro Sánchez. A juicio de los populares, como esgrimió el propio Casado desde la tribuna en el último debate parlamentario hasta la vuelta del verano, los indultos serán el «epitafio» no sólo de Sánchez, sino «del PSOE constitucional».

Te puede interesar

Comentar ()