Andalucía | España A una semana de que finalice el plazo para pedir el voto

Sectores del PP creen que la crisis con Argelia beneficia a Moreno para el cierre de campaña

Creen que refuerza la faceta moderada del presidente en funciones de la Junta de Andalucía, dado que los votantes, en última instancia, buscan rehuir "las polémicas y las polarizaciones estériles" | Los populares consideran que el propio giro con el Sáhara desmovilizará a muchos votantes de izquierdas

El candidato del PP de Andalucía para presidir la Junta, Juanma Moreno, durante un mitin de campaña en Sevilla.

El candidato del PP de Andalucía para presidir la Junta, Juanma Moreno, durante un mitin de campaña en Sevilla. EFE

La crisis con Argelia por la suspensión del comercio con España ha abierto un nuevo frente en materia de política exterior dentro del Gobierno nacional, lo que ahonda en el debilitamiento del mismo a falta de poco más de un año y medio para que finalice la legislatura. El giro de relaciones con Marruecos, anunciado después de que Rabat filtrara la carta de Pedro Sánchez apoyando el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental, ha provocado que Argelia decida situar en stand by las relaciones diplomáticas con Moncloa. Principalmente, porque los argelinos son el principal valedor internacional de la independencia del pueblo saharaui.

Desde el Partido Popular (PP), y alineándose con Bruselas, han solicitado al Gobierno argelino que rectifique, que reestablezca el comercio con España y que tenga en consideración que la mayoría de los partidos políticos en el Congreso de los Diputados no han participado en la decisión. «Le pido a Argelia que no haga pagar los efectos de una política internacional improvisada al pueblo español, que no tiene responsabilidad», afirmaba el presidente popular tras una reunión con la entidad de defensa y atención a personas con discapacidad CERMI en su sede de Recoletos en Madrid. Y, además, considera que este nuevo problema internacional para el país ha generado dentro del Ejecutivo una «enorme confusión» y «sobresalto».

Los populares prevén que esta situación generará más desconfianza hacia el PSOE y el propio Sánchez en el electorado una vez queden fijados los próximos comicios generales. Sin embargo, no creen que este «golpe» en política internacionales vaya a precipitar un anticipo electoral a nivel nacional: «una cosa es lo que ocurra en el campo de las relaciones internacionales y otra el nivel de resistencia que despliegue Sánchez» hasta 2023.

No obstante, en el PP si entienden que este «mazazo» para las filas socialistas, dado que, a última instancia, «lo que se está perjudicando» es a las familias a nivel económico por la incógnita en la que queda el suministro de gas desde el norte de África, puede ayudar a Juanma Moreno en Andalucía a conseguir el impulso restante, reflejado en las encuestas, para alcanzar la mayoría absoluta. Precisamente, este jueves el propio candidato ha pedido el «voto útil» a los simpatizantes para «parar a Vox». «Juanma encarna una imagen de gestor público nada radical y en ese espacio puede sentirse cómoda mucha gente que lo que quiere es que lo políticos no les pongamos más difícil la vida. No quieren ni polémicas mi polarizaciones estériles». Y Sánchez, con estos giros, lo está haciendo, indican desde el partido a El Independiente.

Los andaluces no quieren polémicas estériles y Sánchez, con estos giros en Exteriores las está generando. Eso favorece a Juanma»

Después del primer debate andaluz, ha empezado a ondear el temor en Génova y en San Fernando -la sede del PP de Andalucía- por que se produzca una desmovilización generalizada dado el buen sentir de los sondeos. Por ello, sí admiten que este nuevo «despropósito», aunque indeseable y evitable, «les beneficia» políticamente. Eso sí, más allá de la ruptura del Tratado de Buena Vecindad, Amistad y Cooperación, determinan que el escenario económico previo e inflacionista «le va a pasar factura a Sánchez» comenzando por su apuesta en la región Juan Espadas.

Otras voces de la formación creen que la situación con Argelia «afecta a la imagen de todo el Gobierno y nos perjudica a todos, tanto andaluces como al resto de los españoles: 3.000 millones de euros en riesgo y compra de gas más caro». Y, pese a todo, opinan que, aunque puede ayudar, «las claves de las elecciones andaluzas son internas», y eso, «es lo que influye».

Un plus para la desmovilización de la izquierda

En el PP también apuntan a que, al margen de los últimos movimientos de Argelia, «la izquierda socialista y la más afín a las posiciones de Por Andalucía o Adelante Andalucía», está «muy descontenta con el cambio de postura respecto a Sáhara y Marruecos». Y eso, argumentan, puede ser «un ingrediente más» para Moreno Bonilla en términos de desmovilización, pero para la izquierda.

Es una realidad que dentro del propio Gobierno de coalición, el socio menor entiende que la postura adoptada por Sánchez perjudica a la izquierda. Así lo expresó el propio portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, en sede parlamentaria durante la réplica a la comparecencia de Sánchez sobre este mismo asunto este miércoles. «Si el Gobierno rectificara en esta materia, dijera que apoya el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y se mostrara más firme con Marruecos, se volvería a situar en el marco de la legalidad internacional». Pero, especialmente, dentro de «los principios progresistas».

Los morados consideran que «hay que decir claramente» que «Marruecos es la potencia invasora» y que ese gesto «tendría el efecto positivo secundario de pararle el paso a la ultraderecha»; porque «la gente se vería representada en el gobierno de coalición y en lo que han votado». A nivel estatal, y en Andalucía, donde, como en otras zonas nacionales como las Islas Canarias, hay un importante sentimiento de vinculación con los residentes saharauis.

Te puede interesar

Comentar ()