Pablo Iglesias alimenta el órdago del Gobierno al independentismo para aprobar los Presupuestos. El secretario general de Podemos ha admitido que hay que ser “realista” ante la posibilidad de un adelanto electoral si no salen adelante las cuentas, y ha defendido la necesidad de una alianza con el PSOE y las fuerzas secesionistas tras esos hipotéticos comicios para dar continuidad al bloque de la moción de censura.

En unos mensajes lanzados a través de Twitter, Iglesias reaccionaba así a la filtración del Gobierno del 14 de abril como una posible fecha electoral para las generales, en un intento por presionar a ERC y PdeCat a que le aprueben sus Presupuestos. El dirigente da credibilidad a la fecha deslizada y advierte de la necesidad de ir más allá en el diálogo con los partidos catalanes.

“Aún hay tiempo para llegar a acuerdos y seguiremos trabajando, pero debemos ser realistas”, asegura en uno de los mensajes que ha publicado este lunes en Twitter. Desde Podemos animan al Gobierno de Pedro Sánchez a ser “valientes” para abrir un diálogo con las fuerzas independentistas que contemple un referéndum de autodeterminación. Un extremo que el Ejecutivo rechazó el pasado viernes, cuando la vicepresidenta Carmen Calvo dio por rota la mesa de negociación con los partidos secesionistas.

Iglesias también aprovecha en Twitter para atribuirse la propuesta de una “mesa de partidos”, recordando que Podemos ya propuso en noviembre al Gobierno organizar una mesa de los partidos que hicieron posible la moción de censura “no sólo para hablar de los presupuestos, sino para construir un horizonte de país desde el diálogo y el respeto a las diferencias (valores republicanos)”.

Aunque el líder de Podemos considera que “aún hay tiempo para llegar a acuerdos” y seguirán trabajando, deben ser “realistas” ante la posibilidad de que los Presupuestos caigan esta semana en el Congreso si ERC y PDeCAT mantienen su negativa de retirar sus enmiendas de totalidad. Un escenario en el que Podemos pedirá elecciones, según ha defendido Iglesias.

El dirigente ha recordado que Podemos lleva “diciendo desde noviembre que, de no contar con apoyos para sacar los presupuestos, el Gobierno se vería obligado a adelantar elecciones y hacerlas incluso antes del 26 de Mayo”. “Por eso nos preparamos”, añade, en referencia a las polémicas primarias exprés que Podemos celebró en diciembre para configurar sus listas al Congreso, en las que Iglesias resultó reelegido para aspirar a la Presidencia del Gobierno. Un proceso ocultó a su dirección y en el que endureció los requisitos para sus posibles rivales.

Iglesias sigue disfrutando de su baja por paternidad -que comenzó en Navidad y que prevé alargar hasta marzo-, pero no ha dejado de intervenir en la vida pública a través de las redes sociales en determinadas ocasiones de especial trascendencia, como la crisis que sufrió Podemos tras la marcha de Íñigo Errejón. También realizó un paréntesis en su baja la semana pasada para reunirse en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para hablar de los Presupuestos, antes de que el Ejecutivo decidiera romper el viernes las negociaciones con las fuerzas independentistas.

Alerta ante un ‘bloque de gran centro’

Pablo Iglesias lanza en estos mensajes una dura advertencia a Sánchez: si no abre las vías de diálogo -y sin cortapisas- con los partidos catalanes, tampoco conseguirá una mayoría suficiente para formar Gobierno en caso de elecciones. En este sentido, pide al presidente abrirse ahora a la negociación puesto que en caso de elecciones, advierte, “el reconocimiento de la plurinacionalidad y el diálogo” serán condiciones de posibilidad para un posible acuerdo de Gobierno

Ante el fracaso de las negociaciones entre el Gobierno y la Generalitat sobre esa mesa de partidos, Iglesias avisar a Sánchez de que, si hay adelanto electoral, las “élites” apostarán por “un bloque de ‘gran centro’ con PSOE y Ciudadanos y una nueva fuerza progresista que lo facilitara desde fuera”.

“Sospecho que ese modelo (preferido también por los barones conservadores del PSOE) no tendrá la fuerza electoral suficiente para darse”, señala, para defender que España necesita revalidar el bloque de la moción de censura -formado por PSOE, Podemos, PNV, EH Bildu, Compromís, PdeCat y ERC- para conseguir “un gobierno que asegure los pactos ya alcanzados para estos Presupuestos”.

En caso de que se “negocie un Gobierno”, habrá que reconocer “la plurinacionalidad y el diálogo”

Así, asegura que “si se vuelven a dar las condiciones para que el bloque de la moción negocie una investidura y un gobierno, habrá que asumir los mismos retos”. “Recuperación del Estado del bienestar (que sería un mensaje a la UE) y reconocimiento de la plurinacionalidad y el diálogo”, enumera.

En este punto, lanza una advertencia a Sánchez, criticando “la política de gestos” que ha llevado a cabo en la conformación de la mesa de partidos, que después saltó por los aires al rechazar la autodeterminación. Iglesias defiende que “la política de gestos puede ser eficaz en el corto plazo pero no es una política de gobierno”, puesto que “aportan adrenalina a la agenda mediática, pero ningún horizonte de país, seguridad o certezas”.