Carmen Vivas

Salud

De la misteriosa neumonía china a la cepa británica: un año informando del Covid

Ocho de enero de 2020. Un nuevo virus transmitido de animales a humanos, tras la misteriosa neumonía china. Tras ese titular, un estudio de Science que se hacía eco de 60 casos de la nueva enfermedad en el entorno de Wuhan y las declaraciones a la revista del microbiólogo de la Universidad de Hong Kong, Yuen Kwok Yung, que consideraba «poco probable» una epidemia similar a la que causó el SARS a principios de este siglo. No estuvo muy acertado.

Desde entonces, este periódico ha publicado unas 7.500 piezas informativas en relación al coronavirus chino, que después se denominó 2019-nCoV y finalmente quedó bautizado como Covid-19 o simplemente Covid. Una veintena de noticias diarias acerca del virus y todo su impacto a nivel sanitario, político, económico y global. Un año que deja casi dos millones de contagiados y 51.000 fallecidos solo en España y más de 87 millones de casos y cerca de dos millones de muertos registrados en todo el mundo.

Evolución de los casos de coronavirus en España

Evolución de los fallecidos por coronavirus en España

Después de aquella noticia de principios de enero, el día 22 China informaba de 17 muertos y España gestionaba a finales de ese mes la repatriación de la veintena de españoles residentes en Wuhan, el epicentro de la epidemia.

En aquellos días, España miraba atónita cómo los chinos construían un hospital de 1.000 camas en unos pocos días sin saber que semanas después nuestro país tendría que tomar medidas parecidas en Ifema o que algunos meses más tarde se inauguraría el primer hospital de pandemias.

A mediados de febrero la cancelación del Mobile World Congress en Barcelona empieza a dar cuenta del impacto del nuevo virus. A finales de mes, la crisis en Italia muestra cómo el virus se extiende por Europa aunque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, aún rechace «medidas excepcionales» el 24 de febrero.

Pero la situación comienza a precipitarse, la OMS eleva el riesgo de transmisión del virus a «muy alto» el 28 de febrero, las mascarillas comienzan a escasear (y no volverá a haber suficientes hasta varios meses más tarde) y comienzan los cierres. Italia cierra colegios el 4 de marzo mientras España celebra la feria ARCO o la manifestación del 8 de marzo. Ese domingo 9 se disparan los contagios y el cierre de colegios empieza el martes 11 en Madrid o Vitoria. Ese sábado comienza un Estado de Alarma para 15 días que se convertiría en el más largo de la democracia, más de tres meses hasta el 22 de junio.

Entre marzo y abril España sufrió el peor azote de la pandemia (hasta la fecha). Colapsó en muchos lugares el sistema sanitario y la primera semana de abril España registró el triste récord de 950 muertes por Covid en un solo día. Algunas residencias fueron el epicentro del horror y de esos días quedaron imágenes imborrables como las morgues que tuvieron que desplegarse o el ejército sacando cadáveres porque las funerarias estaban desbordadas.

El confinamiento estricto tuvo efecto – la movilidad se redujo en más del 90% – y España consiguió restringir la incidencia del virus (el número de casos por 100.000 habitantes) a menos de 20 casos a finales de junio.

El curso acabó aún sin colegio y con las expectativas de que el virus fuera estacional y la vida en espacios abiertos consiguiera mantener el virus a raya. Pero la desescalada se produjo rápido y el respiro duró poco. Las vacaciones llegaron entre recomendaciones de prudencia y Cataluña y La Rioja – temporeros mediante – hicieron que el Covid volviese a repuntar antes de lo esperado y que España se convirtiera en la avanzadilla de la segunda ola en Europa.

La vuelta al cole pilló a España en una de las peores situaciones del continente y el inicio de las clases se produjo entre polémica y escándalos como las pruebas improvisadas a profesores en medio de aglomeraciones. Sin embargo, los previsibles contagios no se produjeron y el primer trimestre se salvó sin que los colegios se convirtieran en focos de transmisión.

La segunda ola dejó nuevos picos de casos, especialmente porque la capacidad de detección que en España se calcula pasó del 10 al 60%. No obstante, un año tras el Covid aún escapan casi cuatro de cada 10 casos.

El último tramo del año, con el puente de la Constitución como punto de partida, ha marcado el inicio de la temida tercera ola y que se ha agravado con la irrupción de la conocida como cepa británica. Esta nueva variante del SARS-CoV2 ha provocado una nueva explosión de casos en Reino Unido y mantiene en alerta general ante la posibilidad de que dispare las infecciones.

En paralelo, el año se ha cumplido con la vacunación ya iniciada en España – la primera vacuna la recibió Araceli, en Guadalajara, el 27 de diciembre – aunque con críticas por el distinto ritmo según las comunidades autónomas que en algunos casos, como Madrid o Cantabria, apenas han puesto un 5% de las vacunas recibidas.

Un año después de oír hablar del coronavirus, 2021 arranca con el temor aún de los efectos de la Navidad en los contagios y con el debate sobre la necesidad de imponer medidas más estrictas como las que ya están aplicando en Alemania o Reino Unido y que eviten alargar aún más la pandemia.

En El Independiente rendimos homenaje a los sanitarios como el personaje del año 2020. Una amplia cobertura que parte del Hospital 12 de Octubre – uno de los hospitales que recibió y trató a más pacientes de Covid en la primera ola – para narrar el papel de los profesionales en el durísimo año de la pandemia.

Comentar ()