Donald Trump, Vladimir Putin, Emmanuel Macron y Xi Jinping, protagonistas de 2019.

Donald Trump, Vladimir Putin, Emmanuel Macron y Xi Jinping, protagonistas de 2019. G. M. PIANTADOSI

logo
2019: el mundo en diez claves

Internacional | Política

2019: el mundo en diez claves

El choque entre las superpotencias, EEUU y China, junto a la carrera armamentística rusa, prevé un año aciago

Vislumbrar el horizonte global del año siguiente suele ser como colocarse al borde de un precipicio del que nadie sabe su profundidad. Los escenarios, incluso los que realizan los más serios think-tanks, suelen ser deprimentes.

Sin ser Nostradamus o esos viajeros en el tiempo que siempre anticipan una tercera guerra mundial empecemos el año que sea, la mayoría de los pronósticos inciden en lo negativo. Es decir, nos anticipan inundaciones, tsunamis, terremotos, represión, persecución, actos terroristas, guerras y muertes.

También seremos testigos de avances transformadores, de actos heroicos, de gestos de paz y de progreso, pero suelen ocupar un espacio menor en las noticias porque son procesos más lentos.

Lo explica el profesor de Harvard Steven Pinker, en el anuario 2019 de The Economist; “El mundo en 2019, visto a través de las noticias, será un lugar deprimente”. Y añade: “Está en la esencia del periodismo que reporta sobre lo que pasa, guerras y epidemias, y no sobre lo que no sucede, como paz y salud”.

La portada del anuario de The Economist 2019 es un homenaje a Leonardo da Vinci, ya que se celebran los 500 años de su muerte. Tienen protagonismo en la portada la Luna (aniversario de la primera pisada del hombre en la Luna), Donald Trump con una bandera de EEUU partida, el oso que representa a China, Vladimir Putin, o unos tétricos cuatro jinetes del apocalipsis relacionados con el Brexit.

Con estas premisas, y con la guía de los informes del CIDOB, The Economist, la plataforma geopolítica Stratfor y varios expertos, nos aventuramos a señalar diez claves que pueden ayudar a entender lo que pasará en el mundo en 2019. Los formulamos a modo de consejos que nosotros empezaremos a seguir en cuanto den las campanadas.

1. Aprendamos chino

Para los más audaces y los más jóvenes es una opción. O al menos intentemos entender cómo ven el mundo desde esta superpotencia que rivaliza por la supremacía global con Estados Unidos. La competencia entre China y EEUU va a acentuarse, como ya se ha anticipado con la guerra arancelaria en 2018.

“La tensión entre China y EEUU, con la guerra comercial de telón de fondo, mantendrá en vilo al resto de los actores internacionales. La cumbre del G20 en Buenos Aires consiguió aplazar unos meses la puesta en marcha de nuevos aranceles, pero la tregua no supone un cambio de rumbo que desvíe a las dos superpotencias económicas del riesgo de colisión. En 2019 pueden producirse tres escenarios: choque, nueva prórroga o un giro sorpresa en forma de acuerdo bilateral”, señala el informe El mundo en 2019: diez temas que marcarán la agenda global del CIDOB y ESADEgeo.

De esta competición también da cuenta la Previsión Anual de Stratfor que apunta cómo EEUU va a escalar su ofensiva contra China en lo que se refiere a aranceles, sanciones, disposiciones regulatorias, con especial atención a la tecnología (Huawei y 5G).

“Al mismo tiempo, los fracasos en los pactos sobre armamentos acelerarán la carrera armamentística entre EEUU, China y Rusia”, señala el documento de Stratfor. Serán escenarios sensibles las fronteras de Rusia (Ucrania, Bálticos) y el Mar de China meridional, zona donde EEUU cuenta con aliados como Japón o Corea del Sur. En Ucrania se celebran elecciones a finales de marzo y gane quien gane la actitud pro Occidente se mantendrá en la agenda.

Rusia acaba de probar los misiles nucleares hipersónicos, “un sistema que garantiza nuestra seguridad durante décadas, un maravilloso regalo de Año Nuevo”, en palabras del presidente ruso,Vladimir Putin. El Avangard tiene un alcance intercontinental, no es detectable a los radares, y puede volar a más de 24.000 kilómetros por hora.

En su rueda de prensa anual, Putin ha asegurado en diciembre que Occidente infravalora el riesgo de una guerra nuclear. Lejos de hacerlo, preocupa mucho en Europa conflictos soterrados como el que se libra en Ucrania. Y es una de las razones por las que Polonia se ofrece como base a Washington para verse protegida. En este pulso tripolar, Rusia y China acercan posturas frente a EEUU.

Para China 2019 es un año de aniversarios. Ese 9 final causa preocupación en Pekín. En estos meses se unen conmemoraciones de obligada celebración, como los 100 años del movimiento estudiantil que sirvió de germen a la creación del Partido Comunista, el 4 de mayo, pero que a su vez sirvió de inspiración a la protesta de Tiananmen de la que se cumplen 30 años el 4 de junio. En octubre también se celebra el 70 aniversario de la fundación de la República Popular.

Washington aumentará su presión sobre Pekín en todos los frentes. A China no le pillará por sorpresa», dice Xulio Ríos

“2019 será un año de mucha presión para China. Y no tanto por el trigésimo aniversario de los sucesos de Tiananmen como por las dificultades internas en el ámbito económico”, explica Xulio Ríos, director del Observatorio de Política China.

“Buena parte de la batalla tecnológica se dirimirá en 2019, con la mirada puesta en la expansión del 5G en 2020. Washington aumentará su presión sobre Pekín en todos los frentes. A China no le pillará por sorpresa y acentuará su entendimiento con Rusia y su ambición global”, añade Xulio Ríos.

Además, anticipa el autor de La China de Xi Jinping, “en 2020 culmina el XIII Plan Quinquenal y Xi Jinping debe comparecer con los deberes hechos. En lo político, las reservas expresadas en 2018 en cuanto al afianzamiento del liderazgo de Xi podrían visualizarse más este año, especialmente en marzo, cuando se reúnan las asambleas parlamentarias”.

2. Leamos a Maquiavelo

“Es mejor ser temido que ser amado, en caso de que una de las dos cosas falte”. Lo escribió en El Príncipe en el siglo XVI y lo siguen creyendo los príncipes del siglo XXI. La versión actual es la del líder autoritario clásico, confirmado por los votos en las urnas, como el ruso Vladimir Putin, el turco Erdogan, o el húngaro Orban. O bien los fanfarrones, entre los que destaca el presidente de EEUU, Donald Trump.

En un artículo publicado en Politicotitulado Cómo salir adelante en 2019: hazte un bully (matón), Vijai Maheshwari, señala cómo esos machos alfa se imponen en la escena internacional. “El estilo de confrontación de Trump es imitado en todo el mundo”, afirma el escritor. En Europa el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, sigue la estela de Trump como el presidente brasileño, Jair Bolsonario, que asume el poder el 1 de enero.

Lo peor, según el escritor y empresario Maheswari, es que ese recurso a la exclusión del otro va imponiéndose entre los liberales que acusan a los que no piensan igual de “racistas, homófobos o fascistas” para excluirlos de cualquier argumentación.

Las redes sociales son un instrumento que ayuda a fomentar este tribalismo digital. No hay más que seguir al tuitero-en-jefe o las campañas de desinformación en redes fomentadas desde el entorno del Kremlin.

Cuando la gente teme por su futuro, cuando la incertidumbre pesa en el día a día, hacen su agosto en enero los Nostradamus y los apocalípticos. La esperanza está en quienes buscan formas de resistencia positiva, como en muchos países lo hacen las mujeres, los activistas digitales y los defensores del medio ambiente, ahora convertidos en auténticos conservadores del planeta. Haberlos haylos pero en épocas convulsas los que trabajan sin pegar alaridos ni fomentar la división quedan aún más ocultos.

3. Recordemos a Tolstoi

Ese conocido párrafo inicial de Anna Karenina. “Todas las familias felices se parecen unas a otras, pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada”. La familia europea tiene este año una razón extraordinaria para sentirse desdichada. Su primer divorcio, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit que se hará efectivo el 29 de marzo de 2019, si no sucede algo imprevisto.

El proceso está siendo interminable y cuando faltan menos de 100 días para su ejecución aún está pendiente de resolver cómo se llevará a cabo. Los planes de contingencia por si no hay acuerdo ya están manejándose en Bruselas y en Londres.

“Sobre el Brexit la situación para 2019 es bastante paradójica. Por un lado, parece que lo más probable ahora es un Brexit sin acuerdo, es decir, una ruptura dura el 29 de marzo de 2019. Esto supondría que, de la noche a la mañana, millones de ciudadanos europeos perderían derechos y libertades -tanto los británicos en territorio comunitario como los europeos en suelo británico-“, señala Carlos Campillos, experto en relaciones internacionales y cofundador de Con Copia a Europa.

“Al mismo tiempo, esto supondría un impacto negativo inmenso sobre el comercio y las economías británica y europea. Es el escenario más posible ahora mismo por la falta de alternativas, y tanto el gobierno británico como la Comisión Europea ya han preparado medidas para intentar minimizar ese impacto. Sin embargo, pese a ser la opción que parece más probable, es también la menos deseable para todas las partes. De ahí la paradoja”, explica Campillos.

El gran problema es la falta de alternativas. De momento, no hay una mayoría en el Parlamento británico a favor del Acuerdo negociado por la primera ministra, Theresa May, y los Veintisiete. La votación será el 15 de enero. Después de esa fecha, apenas quedará tiempo para otras elecciones, o bien un segundo referéndum.

«Para 2019 no esperan, en el mejor de los casos, unos vaivenes económicos de gran calado por la incertidumbre», explica Carlos Campillos

“Para 2019 nos esperan”, según Campillos, “en el mejor de los casos, unos vaivenes económicos de gran calado por la incertidumbre. En el peor de los casos… un gran shock que podría poner en peligro la recuperación económica tras la crisis de 2008 en la Unión Europea”.

La división es la única certeza sobre el Brexit. La sociedad británica está muy fracturada generacionalmente, territorialmente y culturalmente.

4. Volvamos a tararear ‘money, money’

Cuando aún estamos con los estertores de la crisis de 2008, y sus secuelas de desigualdad, los gurús económicos ya nos anticipan que estamos en la antesala de otra crisis global. Los efectos dependerán de lo preparada que esté cada economía.

“Hay tres posibles causas: los efectos disruptivos de la colisión comercial entre EEUU y China; una crisis mayor y más generalizada de los países emergentes: o que algunos flancos débiles de la Unión Europea vuelvan a sembrar la incertidumbre a nivel global”, según el documento del CIDOB y ESADEgeo.

El proteccionismo del presidente Trump, dispuesto a desbaratar cualquier acuerdo multilateral y castigar con aranceles a los competidores, ya sea China o la UE, es otra fuente de volatilidad global.

Cómo evolucione el Brexit será crucial para la economía del Reino Unido y de los Veintisiete, sobre todo de los países más expuestos, entre ellos España.

Pero los riesgos en Europa también se focalizan en Italia. “El principal temor será que, en caso de dificultades económicas severas, la eurozona no tenga ni voluntad política ni recursos suficientes para poner la tercera economía de la zona euro a flote y protegerla de los choques especulativos”, señala el informe del CIDOB y ESADEgeo.

No ayuda que el gobierno italiano,  fruto de una alianza entre los populistas Liga y 5 Estrellas, mantiene una actitud desafiante y poca disposición a rebajar la deuda en un país con unos bancos muy frágiles. La UE celebrará los 20 años de la creación del euro con riesgo de graves turbulencias en los mercados.

5. Una letra eterna: ‘Another brick in the wall’

Aunque la idea de su compositor Roger Waters nada tiene que ver con muros como el de Berlín, Pink Floyd participó en el concierto para celebrar la unidad alemana con temas de su álbum The Wall. El 9 de noviembre se conmemoran los 30 años de la caída del Muro de Berlín. Y desde entonces no hemos parado de poner ladrillos en otros muros, visibles e invisibles.

Para empezar en Alemania sigue existiendo una Alemania del Este y una Alemania del Oeste, que vota distinto porque su experiencia política es diferente. Europa del Este también es donde más arraigo tienen regímenes iliberales como el húngaro o el polaco, donde las libertades se van restringiendo  progresivamente. La resistencia existe, y en muchos casos son mujeres las que la encabezan.

Acaba el año con la cerrazón de Trump sobre la necesidad de que el Congreso apruebe una partida de 5.000 millones de dólares para construir el muro con México. Ve la inmigración como un foco de delincuencia y terrorismo. Los pagos administrativos están paralizados por su veto hasta que haya presupuesto para el muro. También ha amenazado con cerrar la frontera con México.

Las caravanas de migrantes procedentes de Centroamérica han puesto de relieve la situación de violencia que se vive en estos países, especialmente Honduras, Guatemala y El Salvador. Pero a Trump le ha servido para confirmar sus tesis anti inmigración.

Cuando aumenta el riesgo para los migrantes, hay mayor sentimiento de urgencia. Si viven situaciones de desesperación, persecución política o hambre, ese riesgo no actúa de freno. Ocurre en la frontera mexicana pero también en el Mediterráneo.

Relacionado con el auge del populismo están los muros internos, esas barreras de desigualdad entre las élites urbanas y una clase media depauperada que vive alejada de las grandes ciudades.

Fueron quienes inclinaron la balanza hacia Trump en EEUU, pero también quienes han salido a la calle en Francia vestidos con chalecos amarillos y sin líderes visibles.  El movimiento aún sigue en pie y se desconoce qué relevancia tendrá el próximo año, pero ha demostrado que es capaz de hacer que se doblegue el presidente de la República Francesa.

6. Miremos el guión de las guerras de este mundo

Vivimos en un continente que cumplirá 79 años en paz en 2019. Sin embargo, hay Estados fallidos y guerras cronificadas no muy lejos de nuestras costas, como en Libia o en Siria. Nos parecen lejanas hasta que llegan a nuestro país civiles aterrorizados que huyen de países desangrados. Nos damos cuenta entonces de que son como nosotros, de que podríamos haber sido nosotros. Pero han dejado de ser noticia hace tiempo.

De Siria hablamos cuando EEUU anuncia su retirada. Saldrán 2.000 efectivos, una cifra simbólica, pero dejarán el tablero sirio a merced de Rusia, Turquía, Irán e Israel. El presidente Assad se mantiene en el poder gracias a Rusia e Irán, que lo respaldan.

Trump ha dicho que se va de Siria porque el autodenominado Estado Islámico «ha sido derrotado» pero no hay más que recordar los atentados terroristas perpetrados por sus fieles en todo el mundo para saber que no es así.

El presidente quiere que EEUU deje de ser el policía del mundo libre y sus tropas también dejarán Afganistán. Estado Islámico controla menos territorio en Siria e Irak, pero sigue siendo  un peligro, como Al Qaeda, y los talibán. Hasta el jefe del Pentágono, el general Mattis, ha saltado del barco por su desacuerdo con estas medidas.

La salida de EEUU de Siria sí que deja las manos libres a Turquía para luchar contra los kurdos, que después de ayudar a Washington y sus aliados a combatir a los yihadistas, ahora se quedan a merced de Erdogan. Siria es un ejemplo de guerra cronificada, como la de Yemen, donde se enfrentan a través de proxys, las dos potencias regionales del Golfo, Arabia Saudí e Irán.

Los meses próximos serán cruciales para saudíes e iraníes. Las sospechas sobre la implicación del heredero saudí Mohamed bin Salman en la muerte del periodista Jamal Khashoggi le han dejado muy expuesto en relación a sus aliados estadounidenses. De momento, se salva el príncipe y la relación, pero MBS, como es conocido, ha demostrado al rey, y a sus aliados más fieles, que se salta todas las líneas rojas dentro y fuera de su país.

Irán celebra el 40 aniversario de la llegada de Jomeini al poder.  “Es probable que se aproveche este acontecimiento para cohesionar el régimen ante los enemigos externos”, señala el informe del CIDOB.

Las sanciones de EEUU, que ha roto por su cuenta el acuerdo nuclear que aún mantiene la UE, hacen daño a un régimen con una economía muy debilitada. Los reformistas, que habían prometido apertura y pedían confianza en el acuerdo, son los sectores más perjudicados si fracasa finalmente el acuerdo nuclear. Sus aliados son China y Turquía.

Los riesgos de protestas contra el régimen están ahí. De hecho, 2018 empezó con manifestaciones motivadas por la escasez de recursos y luego por las restricciones a las mujeres.

7. Observemos el laboratorio americano

Brasil estrena 2019 con nuevo presidente. Jair Bolsonaro, ex militar, conocido por su racismo y homofobia, llega al poder como abanderado de la lucha contra la corrupción.

Es la misma bandera que también llevó a la victoria a su antagonista en el continente americano, el mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO), un populista de izquierdas, sobre el que también están puestas todas las miradas.

“En el caso de Obrador buscará apoyos en el congreso para elevar los salarios, reformar la legislación energética y celebrar más referendos. Sus propuestas sobre legislación energética pueden hacer menos atractiva la inversión en gas y petróleo a los inversores extranjeros”, según el informe de Strafor.

En cuanto a Brasil será relevante ver cómo evoluciona la economía. Estará en manos de Paulo Guedes, que se mueve de acuerdo con el liberalismo de los llamados Chicago boys. “El populismo y la agresividad de la que Bolsonaro hizo gala en campaña electoral se trasladará a la acción de gobierno con fuerte componente militarista”, señala el CIDOB.

Anna Ayuso, investigadora de este think tank en América Latina, añade que “en política exterior Bolsonaro no tiene una política clara. Trata de acercarse a Trump para legitimar su discurso, pero mi impresión, y la de otros colegas brasileños con los que he hablado, es que Trump le defraudará”, como ha ocurrido en otras ocasiones en el pasado.

Bolsonaro tendrá una posición beligerante con Venezuela, aunque se descarta una intervención armadas», afirma Anna Ayuso

“Lo que es seguro”, añade Ayuso, “es una posición más beligerante con Venezuela, aunque se descarta una intervención armada que rechaza la mayor parte de la región y legitimaría el discurso victimista de Maduro”.

Sobre Venezuela Ayuso considera que será clave que la oposición construya una alternativa creíble. “No creo que Maduro caiga aun este año”, comenta Ayuso.

Otro foco de inestabilidad en la región es Nicaragua, donde el presidente, Daniel Ortega, y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, llevan meses reprimiendo a la oposición que denuncia en las calles cómo han transformado el país en una dictadura. En diciembre su objetivo ha sido la prensa libre e independiente, como El Confidencial que dirige Carlos F. Chamorro, hijo de la ex presidenta Violeta Chamorro. La Iglesia es otro de los bastiones opositores frente a los Ortega-Murillo.

En América del Norte, el primer ministro Justin Trudeau se verá sometido al dictamen de las urnas con la inmigración como uno de los temas que marcarán la elección.  Trudeau, como Macron y Merkel en Europa, ha sido el modelo de aperturismo y defensa de libertades frente a los machos alfa. El argentino Macri se enfrenta a su vez a la reelección en otoño.

8. Busquemos África en el mapa

África, hacia donde miramos rara vez, contará en 2100 con 4.500 millones de habitantes, el 40% de la población mundial. En 2019, y los años siguientes hasta 2100, nacerán 40 millones en este continente.

Muchos de los procesos migratorios tienen su origen en África y, si la situación en muchos de sus países no mejora, habrá mucha más gente que quiera buscar fuera un futuro mejor. Saber qué pasa en África y contribuir a su desarrollo es crucial para el futuro del planeta.

Uno de los problemas que pone en peligro el avance en África y que es una amenaza global es la expansión del yihadismo.

Como afirma el teniente coronel Jesús Díaz Alcalde en El Periódico de Cataluña, “en los últimos años, el derrocamiento de Gadafi y el declive del Daesh en Oriente Medio han sido determinantes para convertir el norte y la franja saheliana de África en santuario de grupos extremistas para dinamitar toda esperanza de futuro para millones de africanos y desestabilizar el orden internacional”.

Según la ONU, habrían muerto unas 43.000 personas entre 2000 y 2017. Los países donde actúan principalmente grupos terroristas son Libia, Mali (epicentro de Al Qaeda, donde hay efectivos españoles), Nigeria (donde siembra el terror Boko Haram), y Somalia (Al Shabab). “Siembran el terror como modus vivendi ante la ausencia de otras expectativas de vida”, según el militar español. Muchas de sus acciones nos pasan desapercibidas. Y así seguirán en 2019 si no nos fijamos en África.

También en el continente africano hay espacios para la esperanza. En el año que termina se alcanzó la paz entre Etiopía y Eritrea. El conflicto armado entre estos dos países tuvo lugar entre 1998 y 2000 y costó la vida a decenas de miles de personas. Sin embargo, es ahora cuando se han reabierto las rutas aéreas, y empiezan a florecer oportunidades de inversión.

Etiopía es la estrella emergente en el Cuerno de áfrica, aunque mucho depende de que el proceso sea transparente», dice el informe de Stratfor

“Etiopía es el gigante económico en crecimiento en la región, y su gobierno, ávido de reformas, intenta privatizar empresas estatales para atraer la inversión de Emiratos Arabes Unidos y China. Etiopía es la estrella emergente en el Cuerno de África, aunque mucho depende de que el proceso sea transparente”, señala el informe anual de Strafor.

9. Juguemos a las probabilidades (con datos)

Nada de especulación gratuita o wishful thinking. Nos basamos en las conclusiones de James Fransham, del equipo de datos de The Economist para ver si, por ejemplo, el Reino Unido dejará la UE en marzo (60%).

Más elevada es la probabilidad de que el príncipe saudí MBS siga en el poder (79%), pero menos que Maduro sea derrocado o dimita (40%). Y aún menos, un 39%, que Donald Trump sea depuesto por un impeachment.

“El Partido Demócrata, con mayoría en la Cámara de Representantes, tendrá que medir la presión de buena parte de sus electores y de la nueva generación que acaba de ingresar al Congreso (especialmente mujeres de diversas identidades, como latinas e indígenas), en favor de tratar de procesar políticamente (impeachment) a Trump”, señala Mariano Aguirre, autor de Salto al vacío. Crisis y declive de EEUU.

Mientras los republicanos tengan la mayoría en el Senado el proceso de ‘impeachment’ será muy difícil de concretar», señala Mariano Aguirre

“Sin embargo, mientras los Republicanos tengan la mayoría en el Senado ese proceso será muy difícil de concretar”, añade Aguirre. “La líder de los Demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, puede, sin embargo, especular con que si se inicia el impeachment, más la suma de procesos que se están abriendo contra el presidente, y los datos que arroje la investigación  del fiscal especial, Robert Mueller, lleven a que Trump (como ocurrió con Richard Nixon) renuncie”, concluye el experto en relaciones internacionales.

El investigador de The Economist también considera muy probable (80%) que Bashar Assad siga siendo presidente de Siria en 2019. Sería probable (40%) que la temperatura global del planeta supere un nuevo récord, y poco probable que EEUU lance misiles sobre Irán (15%) y menos aún (10%) que haya un conflicto bélico entre EEUU y China en el mar de China meridional.

10. Cantemos el ‘Himno a la Alegría’

Con la idea de afrontar con esperanza el año y las elecciones al Parlamento Europeo, cruciales para el futuro de la Unión Europea, recordemos los acordes de la Novena Sinfonía de Beethoven. Los Veintisiete, tras la previsible salida del Reino Unido, están convocados a votar a sus representantes entre el 23 y el 26 de mayo.

Es un año electoral en el mundo, ya que la mayor democracia del planeta (1.400 millones de habitantes), la India también acude a las urnas en primavera.

En Europa, las fuerzas euroescépticas, lo que se conoce como la Internacional Soberanista, amparada por el Movimiento de Steve Bannon, amenaza dar la batalla en el Legislativo europeo. Ahí están la Liga italiana, el Frente Nacional francés, y ahora Vox en España, entre otros.

Habrá que estar atentos a las campañas de desinformación orquestadas en las redes sociales. Dos semanas antes de las elecciones se celebra en Sibiu (Rumanía), justo el 9 de mayo, el Día de Europa, una cumbre europea sobre la nueva Agenda Estratégica de la Unión.

La configuración del Parlamento Europeo abre la oportunidad a una representación más europeísta e integrada o más nacionalista», dice Del Río

«Las elecciones europeas de 2019 marcarán el futuro de la Unión Europea son unas elecciones históricas. Los ciudadanos deben saber que con su voto proyectan, y hacen, ese futuro a través de nuestros eurodiputados. La configuración del hemiciclo del Parlamento Europeo abrirá la oportunidad a una representación de la ciudadanía europea más europeísta e integrada o más populista, nacionalista, antieuropea o euroescéptica. Los ciudadanos europeos tenemos que ir a votar para elegir la verdadera y única oportunidad: la proeuropea», señala Susana del Río, doctora en Ciencias Políticas y profesora del Máster Unión Europea del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.

El liderazgo en Europa está bajo mínimos. El presidente Macron lidia con los descabezados chalecos amarillos y la canciller Merkel ha dejado de encabezar su partido, la CDU, y podría dejar la cancillería en cuanto vea preparada a su sucesora, Annegret Kramp-Karrenbauer, si no hay elecciones antes. Su deseo sería probablemente dejar un legado en Europa.

Desde el siglo XVIII la esperanza de vida media ha pasado de los 30 a los 71 años», recuerda Pinker

Ya nos advertía Pinker, el autor de En defensa de la Ilustración, de lo deprimente que resultarían estos pronósticos. Pinker defiende que desde el siglo XVIII el mundo ha progresado. «La esperanza de vida media ha pasado de los 30 a los 71 años y la extrema pobreza se ha reducido del 90% al 10%», recuerda.

El profesor de Harvard destaca cómo hemos de fijarnos más allá de la noticias. “Nadie puede predecir si el progreso de las próximas décadas o siglos tendrá un punto de inflexión el próximo año. De cualquier forma para entender el mundo hemos de fijarnos en las tendencias, no en los titulares”.