La nueva ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha tomado este jueves posesión de su cargo con la promesa de que uno de sus objetivos será «recuperar la palabra» con todas las comunidades, especialmente con Cataluña, y «escuchar, dialogar y consensuar».

Batet, que al terminar su intervención ha pronunciado unas palabras en catalán de agradecimiento a su madre y a sus hijas, ha hecho esta declaración de intenciones en el acto de traspaso de carteras celebrado en la sede del Ministerio, en presencia de la hasta ahora titular de Administraciones Territoriales y exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

La ministra ha utilizado las palabras ya empleadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para destacar que su trabajo se guiará por el diálogo porque «la recuperación de la palabra, con Cataluña especialmente, pero con todas la comunidades, es imprescindible». Batet, además, ha señalado ser consciente de ocupar una función «vital para el futuro del país» en «circunstancias excepcionales», en referencia al desafío independentista en Cataluña.

Interior, ministerio ‘de Estado’

Por su parte, el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska ha defendido que el departamento del que se hace cargo desde hoy es un ministerio «de Estado», que conforman todos los españoles y en el que trabajará con respeto a la constitución y para genera una «conexión con Europa».

Así lo ha dicho Grande-Marlaska en su toma de posesión arropado por el exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, el exjuez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz y el actual magistrado de este tribunal Alfonso Guevara, además de los altos mandos de la Policía y la Guardia Civil.

Tras la cesión de la cartera de su ya antecesor Juan Ignacio Zoido que le ha deseado «muchísima suerte», el juez Grande-Marlaska ha destacado que el Ministerio del Interior «somos todos» y que «todos vamos a trabajar por lo que la Constitución nos exige, generar un estado de Derecho, unas condiciones para que todos podamos ejercitar nuestros derechos y libertades».

Defensa: ‘Fuera de la Constitución, nada’

La ministra de Defensa, Margarita Robles, también ha advertido hoy al asumir el cargo que dentro de la Constitución «todo» cabe con «diálogo y tolerancia», pero que fuera de ella, «nada» es posible. Robles ha trasladado este mensaje en su toma de posesión en el acto celebrado en la sede del ministerio después de recibir la cartera de manos de María Dolores de Cospedal, quien le ha deseado «toda la suerte del mundo».

La nueva ministra ha mostrado su «orgullo» por el papel que las Fuerzas Armadas (FAS) desempeñan en la defensa del marco de convivencia que es la Carta Magna. «No hay Estado de derecho si no hay Constitución. Con la Constitución, todo, diálogo y tolerancia. Fuera de la Constitución, nada, y las Fuerzas Armadas son las que nos protegen porque tienen esa misión de la defensa del ordenamiento constitucional», ha asegurado ante la cúpula militar, en alusión al desafío independentista en Cataluña.

Borrell sobre Cataluña: ‘España se enfrenta al mayor problema’

El expresidente del Parlamento Europeo y nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha asegurado que España debe «contribuir decisivamente» a superar la «crisis de confianza» que sufre la Unión Europea y ser parte de las «mayorías de avance» en este empeño.

En su intervención tras recibir la cartera de Asuntos Exteriores, de Unión Europea y de Cooperación de manos de su antecesor en el cargo, Alfonso Dastis, Borrell ha planteado, además, que en estos momentos España se enfrenta al «mayor problema que se puede enfrentar un país: la integridad territorial».

El nuevo ministro ha agradecido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la confianza depositada en él; ha pedido el apoyo y colaboración de todos los integrantes del Ministerio; y ha asegurado que el éxito de un ministro es saber rodearse de un buen equipo y apoyarse en funcionarios «capaces, leales y neutrales»

La portavoz cita a Obama

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha defendido por su parte una educación inclusiva, que no abandone a ningún alumno, en centros públicos pero también concertados, y con una enseñanza bilingüe y trilingüe, «cultivadora» de las lenguas cooficiales y signo de la diversidad de España. Lo ha dicho al tomar la cartera de su nuevo cargo de mano de su antecesor, Íñigo Méndez de Vigo, quien le ha deseado mucha suerte en un cargo que, ha resaltado, es un «grandísimo privilegio».

Méndez de Vigo también ha dicho a Celaá que ha sido un defensor del pacto y que lo seguirá siendo, a lo que la nueva ministra ha contestado: «Hoy la ciudadanía nos reclama pactar» en todo lo que nos reconocemos, a pesar de «las legítimas ideologías». Celaá ha asegurado que «trabajará con todos» y buscará «sin descanso» los objetivos marcados. La que será también portavoz del Gobierno ha evocado a diversas personalidades en su discurso, como a Obama, para recalcar: «Mantengamos la audacia de la esperanza».

Justicia, una ‘ministra de trinchera’

La nueva ministra de Justicia, Dolores Delgado, se ha definido como una «fiscal de trinchera» y ha asegurado que va a intentar ser también «ministra de trinchera» para vivir pegada a la realidad y escuchar a todos y pensar antes de tomar cualquier tipo de iniciativa. «Yo que hablaba de terrorismo exprés he acabado siendo una ministra exprés», ha bromeado la nueva titular de Justicia en un encuentro informal con periodistas después de tomar posesión de su cargo, recordando los años que ha dedicado en la Fiscalía de la Audiencia Nacional en la lucha contra el terrorismo yihadista.

La ya ministra ha relatado que fue el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien la llamó personalmente para ofrecerle el cargo tras haber mantenido una reunión anterior, algo que le llenó de «orgullo» y también le dio «vértigo», «que no miedo».

Se considera una técnica, no política, y es consciente de los retos, pero como le ha dicho el ex fiscal jefe de Cataluña José María Mena, al que conoció al unirse al inicio de su carrera a la Unión Progresista de Fiscales (UPF): «Te has tirado al agua más fría y más profunda, pero ahí es donde se encuentran los tesoros».

‘Achicar la desigualdad’

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha prometido ser una «jueza implacable» de sí misma para «estar a la altura» del cargo y se ha marcado como gran objetivo trabajar para «achicar las desigualdades».

En un acto celebrado en el Palacio de la Moncloa, Calvo ha recibido la cartera de su cargo de manos de la vicepresidenta saliente, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que se ha dirigido para recordar que trabajaron juntas «en algunas cuestiones delicadas» -ambas negociaron en nombre del PP y del PSOE la aplicación del artículo 155 en Cataluña- y expresar su «altísima estima personal e intelectual».

Calvo se ha comprometido a realizar un trabajo constante, con «rigor» y «pasión» para el que ha insistido que su gran objetivo es «achicar las desigualdades» y «construir la gran igualdad, la que nos afecta -ha dicho- a hombres y a mujeres». «Nada se alcanza sin la pasión, que es una fuerza arrolladora para la entrega y para, también, una palabra desusada que voy a usar aquí, el pundonor. Sólo trabajo siendo jueza de mi misma, una jueza implacable», ha aseverado Calvo.

Calviño vuelve a ‘casa’

La titular de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha tomado posesión de su cargo declarándose orgullosa de formar parte de un equipo de Gobierno «estelar» con una agenda modernizadora, feminista y europea. En el acto celebrado en el Ministerio de Economía, Calviño ha hecho un discurso muy personal y emocionado, en el que no ha desvelado cuáles serán las principales líneas de trabajo de su departamento, pero ha declarado que asume un ministerio con «capacidad de hacer muchas cosas».

Ha mostrado su agradecimiento a antiguos «jefes y mentores» sin los que nunca se habría marchado a Europa, ni habría vuelto como ministra a una «casa» que siente como suya porque en ella ha desarrollado buena parte de su carrera como funcionaria pública. Ha citado expresamente al exvicepresidente económico Pedro Solbes, al exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia y al exsecretario de Estado de Economía David Vegara, los tres sentados entre el público.

«Estoy ilusionada y tranquila porque me conocéis y os conozco» ha dicho Calviño a los numerosos funcionarios del ministerio presentes en el acto.

Hacienda: estabilidad y transparencia

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha prometido por su lado «estabilidad, acompañamiento y transparencia en las cuentas públicas» y ha garantizado que comenzará de inmediato a trabajar «sin perder un minuto» porque «los tiempos apremian». En el transcurso del acto y tras el tradicional traspaso de cartera, Montero ha hecho un guiño al ministro saliente, Cristóbal Montoro, a quien ha dicho que siempre será «bienvenido» en el Ministerio porque «forma parte de esta casa». «Al menos hasta yo que coja el conjunto de las tareas y de los temas», ha precisado.

La ministra ha asegurado que «a la mayor brevedad» su equipo se pondrá en marcha pero «con reflexión y determinación de prioridades y pensando siempre en los ciudadanos y en las necesidades que más le preocupan». Han asistido al acto secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya; el de Presupuestos, Alberto Nadal y la secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado; el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, altos cargos y miembros del gabinete del ministro saliente, Cristóbal Montoro.

Pedro Duque presume de ‘trayectoria orbital’

El astronauta Pedro Duque, responsable de Ciencia, Innovación y Universidades, ha asegurado que hará «todo lo posible» por colocar a España en el «pelotón de cabeza» de la I+D+i y, por ende, del bienestar social. En su toma de posesión en la sede del Ministerio de Economía, Duque ha dicho que «aún estamos a tiempo de hacerlo, tenemos la obligación de intentarlo y haremos todo lo que podamos» para asegurar la riqueza y el bienestar de las generaciones futuras.

Duque ha valorado la apuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por crear un Ministerio de Ciencia, que supone «un reto inmenso». «Yo siempre he sido un acérrimo defensor de poner el acento en la ciencia, la tecnología y el conocimiento», para asegurar el futuro del país, ha subrayado. Duque ha dicho en tono de broma que, si bien su experiencia es sobre todo en «naves espaciales» y empresas, se lleva bien con los científicos, a los que ha pedido un margen para que, con espíritu de consenso, «trabajemos por el futuro de todos». También ha recordado su «trayectoria orbital» antes de llegar al ministerio.

El reto del ‘turismo digno’

La nueva ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha destacado la voluntad de afrontar los retos de esta cartera con «escucha, diálogo y consenso», porque, ha recalcado, ésa es su forma de entender la política. Maroto, que ha recibido la cartera de manos el exministro de Energía, Turismo y Agenda Digital Álvaro Nadal, ha destacado entre los retos la mejora de la competitividad industrial a través del desarrollo de la Industria 4.0, que permita incrementar el peso de la industria.

En el acto, en el Ministerio de Economía, Maroto ha citado también entre los desafíos la gestión del turismo hacia un modelo eficiente, con condiciones dignas para los trabajadores, e impulsar la modernización del comercio, ante el cambio que supone la transformación digital.

‘Replanteamiento total de la reforma laboral’

Magdalena Valerio, responsable de Empleo, ha avanzado hoy que el nuevo Gobierno tendrá como objetivos «un replanteamiento total de la reforma laboral y recuperar el poder de la negociación colectiva».

En una entrevista en Onda Cero, Valerio ha apostado también por mejores sueldos e igualdad salarial entre hombres y mujeres, con un «pacto de rentas» que asegure una retribución «digna que permita una mejor vida tanto a los trabajadores y trabajadoras del país, como a los pensionistas». A la espera de tomar posesión como ministra y de reunirse con su equipo, Valerio ha asegurado que va a recuperar el «diálogo social» y «revitalizar el Pacto de Toledo».

‘Eliminar el copago’

Carmen Montón, nueva ministra de Sanidad, ha asegurado en sus primeras palabras como ministra que habrá que buscar la fórmula para «eliminar el copago» y recuperar «tantos derechos perdidos en el ámbito sanitario y social».

La nueva ministra ha hecho de su discurso un alegato a la universalidad de la atención sanitaria. “La salud es un derecho y los derechos se garantizan”, ha afirmado la ministra que ha recordado en su discurso las dos leyes socialistas – La Ley General de Sanidad de 1989 y la Ley de Dependencia de 2006 – como los pilares sobre los que basar su atención. “Creo en un sistema moderno, innovador de garantía pública de servicios sociales en el que participen todos los agentes implicados”, ha dicho en referencia a la atención a la dependencia.

Montón ha mandado varios mensajes a los profesionales del sector, tanto de agradecimiento por su esfuerzo durante los recortes como de confianza en su trabajo y ha asegurado que la incorporación de Consumo al Ministerio – que ahora es de Sanidad, Bienestar Social y Consumo – es “una declaración de intenciones” con el que se buscará “proteger a los ciudadanos de fraudes y engaños”.

‘Modelo energético más biodiverso’

La nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha defendido hoy el cambio hacia un modelo energético «mucho más biodiverso» y «en el que probablemente salgamos ganando todos», pero ha reconocido que «es complicado» y «hay quien se siente en riesgo de perder en ese proceso».

«Sabemos que vamos caminando hacia un modelo energético muy diferente, mucho más plural, mucho más biodiverso, mucho más positivo desde el punto de vista de impactos en salud y de costes. Y hacer todo ese cambio es complicado», ha dicho Ribera en declaraciones a la Cadena Ser. A su juicio, «lo más difícil siempre es salir de un modelo en el que hay una serie de inversiones, de intereses creados, e ir hacia otro modelo en el que probablemente salgamos ganando todos, pero hay quien se siente en riesgo de perder en ese proceso de cambio».

Ha insistido en que será «fundamental» poder conciliar clima, energía, agua y medioambiente, «porque será la manera de facilitar esa incorporación de forma natural en todas las políticas sectoriales del Gobierno».