El ex president de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y los ex consellers Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig, los cuatro fugados en el extranjero, han sido puestos en libertad este jueves por la justicia alemana y belga. En el caso del ex president, el tribunal alemán ha dictado libertad bajo fianza de 75.000 euros y los tribunales del país decidirán si se tramita la extradición a España por delito de malversación. El mismo día, Comín, Serret y Puig fueron puestos en puestos en libertad este jueves por la justicia alemana y belga.

La situación de estos cuatro investigados es similar a la de la ex consellera Clara Ponsatí, que se encuentra en Escocia, y que el pasado 28 de marzo fue puesta en libertad bajo fianza a la espera de que la justicia escocesa decida si la extradita a España. Por su parte, la ex diputada de la CUP Anna Gabriel también está huida en Ginebra (Suiza) desde el 17 de febrero, y la secretaria general de ERC fue la última en irse de España el 23 de marzo y sobre ésta última pesa una orden europea de detención.

A continuación le mostramos la situación actual de todos los investigados en la causa del ‘procés’:

En libertad y pendientes de extradición

  • Carles Puigdemont. En libertad bajo fianza en Alemania. El ex president de la Generalitat ha estado en situación de fuga desde el 31 de octubre, 48 horas después de la aplicación del artículo 155. Su huida fue en un primer momento a Bélgica aunque en su andadura ha pasado ya por varios países europeos. Desde Bruselas se mudó a Waterloo, donde alquiló una mansión de lujo. Desde allí ha emprendido varios viajes para dar conferencias. Uno fue a Ginebra, la capital suiza, para dar una charla a la que acudió también Anna Gabriel. Sin embargo, cuando estaba en Finlandia para otro evento de este tipo, el juez del Supremo, Pablo Llarena, emitió una euroorden para que fuera detenido. En el camino de vuelta, a la altura de Alemania fue detenido y en un primer momento encarcelado. Después de 12 días en prisión, ha quedado en libertad bajo fianza de 75.000 euros y sin el cargo más importante por el que se le acusaba: rebelión.
  • Clara Ponsatí: En libertad bajo fianza en Escocia, la ex consejera del Govern Clara Ponsatí se fugó primero a Bélgica y se mudó recientemente a Saint Andrews, Escocia, para recuperar su plaza de profesora universitaria. Ponsatí fue una de las ex conselleras que acompañaron a Puigdemont en su huida. Tras la emisión de la euroorden de Llarena, recibió el apoyo de las fuerzas independentistas escocesas, pero la fiscalía le pidió que se entregara, como finalmente ocurrió. El tribunal escocés finalmente la dejó en libertad un día después.
  • Lluís Puig, Toni Comín y Meritxell Serret: Los tres ex consellers fugados a Bélgica con Puigdemont, se entregaron después de que Llarena reactivara la euroorden y fueron puestos en libertad sin fianza de inmediato por las autoridades belgas mientras se resuelven las órdenes europeas de detención y entrega dictadas por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Fugados en Suiza

  • Marta Rovira: Convertida en la referencia de ERC tras el encarcelamiento de Oriol Junqueras y un eslabón clave en el referéndum ilegal del 1-O, Rovira confirmó su huida a Suiza el 23 de marzo, el mismo día en que tenía que declarar en el Tribunal Supremo con su posible detención. Unas horas antes de su exilio, Rovira había dejado su escaño junto a las Carme Forcadell y la ex consellera Dolors Bassa tras la investidura fallida de Jordi Turull. En las últimas horas, España ha detenido a Hervé Falciani para acelerar una posible extradición de Rovira.
  • Anna Gabriel: La dirigente de la CUP acudió a finales de febrero a Suiza para no acudir a declarar al Tribunal Supremo, donde fue citada por el juez Pablo Llarena.  Gabriel aseguró en una entrevista en un medio suizo que está dispuesta a pedir asilo político en Suiza si España solicita su extradición -como así ha sido-, y que su intención es instalarse en el país helvético para reanudar su carrera académica, ya que fue profesora de Derecho en Barcelona.

En prisión

  • Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva. Los ex consellers fueron detenidos el 2 de noviembre y enviados a la cárcel de Estremera junto al vicepresident, Oriol Junqueras, pero más tarde quedaron en libertad tras pagar la fianza de 100.000 euros el 4 de diciembre. Ese día salieron de prisión junto a Carlos Mundó, hoy en libertad con fianza. El pasado 23 de marzo Llarena decretó prisión provisional contra Turull, Rull y Romeva junto a Carme Forcadell y Dolors Bassa, en atención a la petición de la Fiscalía y de la acusación popular, que ejerce Vox. Todos ellos están procesados por rebelión. Turull salió de prisión para acudir al Parlament, para asistir a la sesión de investidura fallida donde se presentaba como candidato a president.
  • Carme Forcadell. Ex presidenta del Parlament, fue a prisión junto al resto de ex consellers y Junqueras y fue puesta en libertad con fianza el 10 de noviembre. El pasado 23 de marzo volvió a prisión procesada por rebelión.
  • Dolors Bassa. Detenida junto al resto de ex consellers y enviada a la prisión de Alcalá Meco, salió de prisión tras pagar la fianza de 100.000 euros.  El pasado 23 de marzo fue enviada de nuevo a prisión por Llarena.
  • Oriol Junqueras. Es el único miembro del Govern que no ha salido de prisión desde que fue enviado a Estremera el pasado 2 de noviembre. El resto de ex consellers -excepto Forn- pudieron salir bajo fianza, aunque más tardes serían detenidos de nuevo. Él se mantiene en prisión, desde donde envía mensajes a través de su cuenta de Twitter.
  • Joaquin Forn. Ex conseller de Interior es uno de los principales responsables del referéndum del 1-O. El dirigente fue detenido en noviembre y Llarena le ha denegado la libertad en todas las vistas pese a la petición de la Fiscalía de dejarle en libertad.
  • Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. Los líderes independentistas y presidentes de las asociaciones independnetistas Ómnium y de ANC, tampoco han quedado en libertad desde que fueran detenidos el pasado 2 de noviembre. Sánchez ha sido decretado como candidato sucesor de Puigdemont, pero su figura divide al independentismo, aunque Torrent ha iniciado una nueva ronda de contactos para intentar investirle president.

En libertad con fianza

  • Meritxel Borrás (100.000 euros). La ex consellera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda pasó por la prisión de Alcalá-Meco y se quejó de la poca atención mediática que recibían las allí presas. Salió en libertad bajo fianza tras pagar 100.000 euros.
  • Carles Mundó (100.000 euros). Salió de la cárcel de Estremera el pasado 4 de diciembre, tras reunir los 100.000 euros que le pidió el juez. El ex consejero de Justicia ya ha dejado su escaño de diputado por ERC en la provincia de Barcelona y ha vuelto a la abogacía «por motivos personales».
  • Lluís Corominas (60.000 euros). El ex vicepresidente primero de la Mesa del Parlament de Cataluña también ha abandonado la primera línea de la política. La Asamblea Nacional Catalana pagó su fianza gracias a la caja de solidaridad con la aportación de cientos de personas.
  • Santi Vila (50.000 euros). Uno de los más críticos con el procés, ha afirmado en muchas ocasiones que se arrepiente de haber formado parte del Govern. Hoy en día dedica sus días a la promoción de su libro De Héroes y Traidores, tras salir de la cárcel el pasado 3 de noviembre.
  • Lluís Guinó (25.000 euros). El ex alcalde de Besalú y vicepresidente primero del Parlament salió de la prisión el 9 de noviembre de 2017 después de pagar los 25.000 euros de su fianza. Su localidad natal celebró su vuelta a la libertad con una recepción de cerca de medio centenar de personas.
  • Anna Simó (25.000 euros). Tras casi 20 años en Esquerra Repúblicana, Simó dejó la actividad política el 11 de noviembre, cuando anunció que no formaría parte de las listas de su partido. Fue secretaria de la Mesa del Parlament, motivo por el que tuvo que abonar una fianza de 25.000 euros para evitar la cárcel.
  • Ramona Barrufet (25.000 euros). Secretaria cuarta de la Mesa, Barrufet fue diputada por Lérida. Histórica del sindicalismo catalán, fue liberada tras el pago de la fianza junto al resto de sus compañeros del órgano de la Cámara.

En libertad

  • Mireia Boya. Declaró el 14 de febrero ante el Tribunal Supremo que ella sí estaba convencida de que se podía implementar una independencia real. La ex presidenta del grupo parlamentario de la CUP sigue en libertad después de que el juez Llarena no pidiera medidas cautelares contra ellas, aunque ya no forma parte del Parlament.
  • Artur Mas. El ex presidente del Govern catalán es, según cree el Gobierno, una de las figuras en la sombra del procés. En sus últimas intervenciones públicas ha defendido que Puigdemont no debe ser investido president y ha pedido formar un Ejecutivo cuanto antes.
  • Marta Pascal. Pese a ser investigada por el juez Llarena, Marta Pascal sigue en libertad. Diputada del Parlament por Junts Pel Si en la anterior legislatura, Pascal es la ex presidenta de la Juventud Nacionalista de Cataluña.
  • Neus Lloveras. Fue la presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia, un cargo que ostentó durante dos años pero que dejó en enero después de ser investigada por Pablo Llarena. Dejó la primera línea política al abandonar también la alcaldía de Vilanova i la Geltrú.